unicaja

De embrollo a catapulta

  • Converge el pase copero con el pico de rendimiento más alto en este curso

  • Esta mañana, el sorteo con Carlos Jiménez de representante

Jeff Brooks y Giorgi Shermadini celebran uno de los triunfos del último mes. Jeff Brooks y Giorgi Shermadini celebran uno de los triunfos del último mes.

Jeff Brooks y Giorgi Shermadini celebran uno de los triunfos del último mes. / acb photo / mariano pozo

No es una acción exclusiva del deporte. En la vida también resulta una virtud levantar la cabeza en plena vorágine y repensar el horizonte, más si vienen mal dadas. Lo hizo el Unicaja, cuando a Joan Plaza se le iluminó la bombilla en mitad de las ventanas FIBA de noviembre. Que dejaron de ser un embrollo para convertirse en una catapulta. La manta, que se quedaba corta para afrontar con garantías las dos competiciones de más exigencia a este lado del Atlántico, ganó centímetros. Hoy, casi dos meses después, el club de Los Guindos está en el meollo de todo lo que juega.

Los días de reflexión previos al CSKA estuvieron precedidos por quizá la semana más negra del curso hasta la fecha. Derrotas comprometedoras y feas ante Delteco GBC, Real Madrid y Andorra, otra con un poco más de honra ante Zalgiris en el Carpena. Se anduvo astuto y se aprendió en los traspiés. El balance desde entonces es notorio, echando realmente en falta solo un triunfo, el de Bilbao. La hoja de ruta de Plaza y sus chicos hasta final de noviembre consistía en poner fichas en partidos clave. Salió cruz y hubo ocasiones incluso donde se manchó el escudo. Lo reconoció el técnico abiertamente, que decidió pisar el acelerador a fondo, sin que importara el fondo del tanque. La nueva táctica ofrece jugosos réditos rebasado el ecuador de la temporada.

Como consecuencia, un reajuste de roles que redujo la rotación a 10 piezas. Se esclareció el papel de muchos jugadores, quedando aún más clara la preponderancia de jugadores como Nedovic o Augustine. El movimiento ha supuesto un incremento de calidad cualitativo y cuantitativo para un equipo que ha ganado competitividad, también interna, y madurez, propiedades clave en los niveles de exigencia en los que se mueve el conjunto cajista.

En la Euroliga sobrevuela en esferas ambiciosas. Pasó de estar colista a enlazar cuatro victorias para asomarse al play off, que hoy está a dos choques. Estar en la lucha por ser de los 8 mejores del continente embellece el regreso. En la Liga Endesa, pese a los vaivenes, queda en quinta posición. De no ser por tropiezos sonados en pistas, a priori, menores se posaría un par de escalones por arriba. La dinámica al alza arrastrada en ACB desde que nació 2018 ha permitido entrar, con menos apuros de los que se podían esperar, a la Copa del Rey, el próximo gran anhelo.

Lo que pudo ser un marrón se convirtió en un hilo de deseo. "Ojalá compitamos. A mí me ilusiona casi más que a los demás, nunca la gané", comentó Plaza nada más saberse con el visado para Las Palmas. Palabras que reflejan una esperanza colectiva, más tras el borrón cercano de Vitoria.

La brecha con los futboleros se recortó ya el año pasado y los ejemplos de Gran Canaria y Valencia abren una rendija. En la que el Unicaja se cree capaz de colarse tras las recientes victorias a los dos grandes favoritos de Las Palmas, Real Madrid y Barcelona -por partida doble a los de Sito Alonso y en el Palau-. No obstante, se es consciente de la suma dificultad de la hazaña y de los múltiples factores que se conjugan en un escenario de ese calibre. No es óbice para ser ambicioso, estando un título a tan solo tres partidos. Tan cerca y tan lejos.

Precisamente, el sorteo emparejará al Unicaja frente a uno de ellos dos, taronjas o el Montakit Fuenlabrada, la grata sorpresa del cuarteto. Plaza ya dijo que no quería al Madrid y se piensa en los fuenlabreños como el más accesible pese a su notoria primera vuelta. El acto tiene lugar esta mañana a las 12:30 y será retransmitido por el canal Movistar Deportes 1. También se ofrecerá a través del canal oficial de la ACB en YouTube y en su canal de Facebook. En la isla estará hoy representando al Unicaja el secretario técnico del club, Carlos Jiménez. El calendario -hay jornada europea pasado mañana- no ha permitido que ningún jugador se desplace.

Restan algo más de tres semanas para esa cita copera. Entre medias, los cajistas deberán afrontar importantes batallas que le harán mirar a un lado u otro. Especialmente en Euroliga, donde Baskonia y Efes viajan a Málaga. En ese carrusel también está la visita al Khimki, otro de los rivales directos. Luego espera Las Palmas, que será una buena prueba para ver qué nivel tiene este Unicaja. Si está para luchar de verdad por cotas ambiciosas. O si toca dar otra vuelta de tuerca. 23 días para alimentar ese sueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios