Horario y previa del Unicaja-Iberostar Tenerife Un buen termómetro (12:30)

  • El Unicaja recibe la visita en el Carpena del Iberostar Tenerife, que permanece invicto en la ACB

  • Está la duda de Mekel y vuelven a Málaga de nuevo Shermadini, Sasu Salin y Dani Díez

Alberto Díaz trata de zafarse de Rubén Guerrero y Waczynski. Alberto Díaz trata de zafarse de Rubén Guerrero y Waczynski.

Alberto Díaz trata de zafarse de Rubén Guerrero y Waczynski. / unicaja b. photopress

Ha recorrido una montaña rusa el Unicaja desde que comenzara la temporada. Si hace unas semanas daban ganas de apagar el televisor, ahora la sensación es de querer tachar fechas en el calendario para ver el siguiente partido. Y hay uno bueno en la mañana de este domingo en el Carpena. Quizá es pronto para calibrar el nivel verdadero de ambos equipos, pero hay una bonita batalla en los últimos años entre el Unicaja y el Iberostar Tenerife. En unas ocasiones los malagueños han marcado terreno y han cerrado la puerta de ese segundo vagón tras los Euroligas y en otras, los isleños la han derribado para colarse por méritos propios. Aún continúa una lucha por una brecha que se ha venido cerrando. La tijera, sin embargo, aún no se cerró.

Es interesante el proyecto que viene cociendo el Iberostar. Hecho para dar un paso más, pero en la burbuja de Valencia se quedó a varios pasos de competir por estar entre los cuatro mejores. Quizá le perjudicó el formato, quizá las circunstancias. O ambas cosas. Viene rindiendo bien en liga regular, donde ya estuvo arriba en el curso anterior. Ahí en la cima persiste en la presente, donde aún no perdió en la ACB. Tiene un duelo menos, pero marcha con un imponente 5-0. Por ahí le ganó el Joventut, uno de los equipos del momento.

Málaga pondrá a prueba a los de Vidorreta. Y viceversa. Añadió el entrenador vitoriano a su baraja algunas cartas de nivel. Fitipaldo está deslumbrando y Doornekamp es una navaja suiza. Cavanaugh tiene el salto. Otros como Shermadini siguen como un reloj. Es la principal amenaza aurinegra el georgiano, que en el Unicaja no pudo/supo mostrar esa versión devastadora.

En ese cruce de caminos aparece el nombre de Abromaitis, que prefirió la Costa del Sol a volver a Tenerife. Es otro de esos jugadores que están todos los días, se les vea más o menos. Ha dado eso a lo que venía, abrir el campo, aunque le falta tener más presencia en el rebote. Está dando una versión sobria, un poco por encima del listón. El que no se sabe si estará para el duelo es Gal Mekel, que lleva varios partidos fuera. Sea injusto o no, se le ha echado poco de menos. Aunque con las luces largas, que Alberto Díaz juegue 30 minutos por noche no es sostenible. La vuelta del israelí, que da muchas cosas, es importante para dosificar. Si no llega, el joven Rafa Santos volverá a vestirse.

Aunque el Unicaja está de pico alto y la sensación es de bonanza, la realidad es que urge seguir echando victorias al granero en la ACB. En realidad, se está nivelando un paupérrimo inicio. El balance ahora es de 3-3, por ahora insuficiente para estar entre los ochos primeros. Es una mañana para ganar, pero también para calibrar si la mejoría es tan grande como parece.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios