Unicaja Baloncesto | Iberostar Tenerife, rival Copa del Rey 2019 Más argumentos que nombre

  • El Iberostar Tenerife se coló entre los mejores después de un trienio sobresaliente

  • Beirán, Iverson, McFadden y Abromaitis son sus figuras más destacadas

Varios jugadores del Iberostar Tenerife celebran una canasta. Varios jugadores del Iberostar Tenerife celebran una canasta.

Varios jugadores del Iberostar Tenerife celebran una canasta. / acb photo

Sugestivo primer plato en la Copa del Rey 2019 que organiza Madrid. Descorcharán el Unicaja y el Iberostar Tenerife, dos recientes campeones europeos. Los cajistas se libraron de los tres equipos de Euroliga y recibieron la perita en dulce del cuarteto. Un dulce envenenado de un equipo isleño que en la última época se coló entre los mejores del país por méritos propios y que tiene herramientas múltiples para el sorpasso ante los grandes.

El Iberostar exploró un crecimiento exponencial, a la par que sostenible, en el último trienio. Habitual en play off de la ACB, en la pasada edición copera ya derribó al Valencia Básket y se coló en semifinales. Paralelamente, en su aventura continental, 30 años después, sumó dos títulos que inauguraban su palmarés europeo. Primero la Champions League, competición auspiciada por la FIBA, y después la Intercontinental. Logros para reescribir su propia historia.

No decae el nivel el listón en este curso. Su balance, entre ambas competiciones, es de 20-8. Cuarto en la ACB (11-6) y primero del Grupo B en Champions (9-2). Un alto porcentaje de victorias (71%), que habla de su estado de forma. El Unicaja tiene un 70% (21-9). De hecho, hay un dato que ofrece perspectiva de la dinámica isleña. De los últimos 10 partidos ganó ocho. Entre ellos, su victoria en el Carpena, la primera de siempre; y el triunfo en el Santiago Martín frente al Baskonia. En este tramo, sólo el Joventut y el Reyer Venezia resistieron de pie.

Su impacto estadístico obliga a tomar cierta cautela. En la Liga Endesa dominan algunas facetas, lo que habla bien del Iberostar como colectivo. Son el equipo que mejor comparte el balón –18.1 asistencias por partido – y el que más eficaz es desde la pintura –58% en tiros de dos–. En triples tienen el tercer mejor porcentaje (38%). El Unicaja, uno de los mejores ataques de España, se encontrará con el segundo cerrojo más fiable. Los aurinegros reciben 75.2 puntos por encuentro. El único lunar aparece en la capacidad reboteadora, donde no destacan pese a ser una plantilla con argumentos físicos. Son el penúltimo peor conjunto bajo los tableros, con 32 capturas por partido. Con algunas tribulaciones, los números se mantienen en Champions League.

Aunque Txus Vidorreta dispone de individualidades notables, el grupo está por encima. El bilbaíno, que volvió tras una experiencia gris en Valencia, dispone de una rotación amplia, donde utiliza con frecuencia a los 12 jugadores. Aunque en verano se marchó Ponitka, Aniano Cabrera construyó un plantel competitivo. Aterrizaron jugadores de diferentes perfiles, pero que conjugaron bien en las Islas Afortunadas. Numéricamente destaca Javi Beirán, en una madurez plena a sus 32 años. El alero, citado por Scariolo para las ventanas, promedia en la ACB 12.4 puntos, 5.4 rebotes, 3.5 asistencias para 16.5 de valoración. En Europa son sensiblemente inferiores. Está bien rodeado por Iverson (que hizo doble doble hace dos semanas en Málaga), McFadden y Abromaitis.

El Iberostar Tenerife dispone actualmente de 13 jugadores. Habría que añadir al polaco Tomasz Gielo, que está lesionado de larga duración. El volante lo llevan San Miguel y Ferrán Bassas. Las alas son para Lucca Staiger, Richotti, Davin White –volvió en diciembre–, McFadden, Brussino y Beirán. La pintura es para Saiz, Abromaitis, Gillet, Iverson y Niang. Un plantel profundo, versátil y con un alto sentido colectivo. Un rival con más argumentos que nombre para la Copa del Rey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios