Unicaja

"El juego me sale natural, me abstraigo"

  • Otro triunfo con el sello de Jaime Fernández, que terminó con 22 puntos y +19 en pista bajo su influjo

Jaime Fernández cae al suelo con un rival. Jaime Fernández cae al suelo con un rival.

Jaime Fernández cae al suelo con un rival. / MARILÚ BÁEZ

Es la sexta marcha del Unicaja. El equipo demostró que sabe ganar sin las musas de Jaime Fernández, pero cuando florecen el cuadro Casimiro vuela. Aporta ese vértigo que quiere el entrenador. Una dosis de virtuosismo que abre en canal las compactas defensas rivales. El triunfo ante el Gran Canaria también llevó el sello del madrileño, que terminó con 22 puntos, cuatro rebotes y tres asistencias para 24 de valoración. Y lo más importante, juega para el grupo. Bajo su influjo, +19 para los cajistas. Una influencia altísima.

Se siente cómodo Jaime en Málaga, el nuevo trampolín en una carrera que mira hacia arriba. "La verdad es que el ambiente de trabajo es muy bueno, apretando bastante en entrenamientos y partidos. Estamos todos muy unidos, metidos, pero esto no es como empieza sino como acaba y hay que seguir", comentó el exterior, que se congratuló por cómo el equipo afianzó la ventaja en el tramo final: "Menos mal porque he tenido un momento crítico, pero bien. Cerramos bien, fue complicado y estoy contento de sumar otra victoria más para ponernos arriba en la clasificación".

"El ambiente de trabajo es muy bueno, estamos todos muy unidos", asegura

El internacional español, que se quedó cerca de Darrun Hilliard, el mejor jugador en la cuarta jornada de la ACB, quiere saborear la buena dinámica actual. "Esto es como se acaba. El baloncesto es presente, seguramente vengan los momentos malos y los pasemos rápido. Viene un equipo de Euroliga, es un rival al que se le tiene ganas y es una victoria de peso", comentó tras precintar la tercera victoria en la Liga Endesa de la temporada, la segunda con él de máximo anotador.

Aunque con trayectoria dilatada en la ACB para su edad, a Jaime, antes de llegar al Morabanc Andorra, pocas veces le fluyó así el juego. Un estilo de moverse por la cancha y de desequilibrar a los contrarios muy vistosa para el espectador, pero también efectiva. Da la fórmula el escolta. "El juego me sale natural, me abstraigo, entreno bastante. Para jugar fácil tienes que hace que los otros jueguen incómodos, no es un juego sencillo de hacer", reconoció el 3 verde. De momento, en este inicio, se aúpa como el mejor jugador nacional de la liga. Es Jaime Fernández, que explora sus límites en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios