Unicaja

"No es dos más uno porque es un pequeño contacto accidental"

  • Daniel Hierrezuelo hizo un balance sosegado de la Copa del Rey y dio su opinión sobre la polémica jugada de Abromaitis

Hierrezuelo, junto a Pablo Laso en la final de la Copa del Rey. Hierrezuelo, junto a Pablo Laso en la final de la Copa del Rey.

Hierrezuelo, junto a Pablo Laso en la final de la Copa del Rey. / acb photo

El árbitro malagueño Daniel Hierrezuelo fue uno de los que dirigió la final de la pasada Copa del Rey de baloncesto y tiene una dilatada experiencia, El colegiado dio su versión de la cita copera de esta temporada en el programa La Jugada de Málaga de Canal Sur Radio, en el que se le preguntó por la polémica última juagada del Barcelona - Unicaja que acabó forzando la prórroga y por la que el conjunto verde y su afición reclamaban falta.

"Para mí no es una acción de dos más uno porque es un pequeño contacto accidental, para mí no lo es. Siento y entiendo que habrá gente que no le parezca bien, pero es una acción que tenemos tipificada así y entiendo que es un agarrón accidental que no influye y ya está", explicó, mesurado, Hierrezuelo.

Además, el árbitro ahondó en el tema explicando que el protocolo impide el uso del Instant Review. "Lo vivo con bastante distancia, estamos acostumbrados a la polémica. he tenido muchas y en muchas ediciones dela Copa entra dentro de lo normal, del juego. es normal que cada afición tenga sus opiniones y luche por sus intereses como una circunstancia más del juego, no es otra cosa", dijo y añadió: "No se sanciona nada con lo que no hay nada que ver. No tiene más, no es una situación revisable, otra cosa es que se hubiese sancionado algo y que se fuese  a mirar si era correcta o no. No es una acción que se pueda revisar. Son situaciones tipificadas por las reglas FIBA, no se pueden revisar".

"Es un tema muy delicado y que prefiero que no se le dé más vueltas, es una acción más del juego y ya está", zanjó Hierrezuelo que se congratuló de poder dirigir otra cita importante como la final de esta última Copa: "Era difícil que la arbitrara porque el nivel arbitral ha sido muy alto una vez más. Tuve el beneplácito de la ACB para pitarla y fue un honor, creo que es la décima. Contento porque creo que se hizo un buen trabajo, ahora a prepararse para los playoffs y para seguir dando el máximo rendimiento".

Además, el malagueño explicó lo complicado del certamen, primero sin público que se recuerda: "Es la primera Copa del Rey que vivo así. Desgraciadamente no hemos podido vivir ese ambiente de hermanamiento, cánticos de aficiones ni todo lo que lleva la Copa dentro y fuera. Pero gracias a Dios por lo menos hemos tenido Copa en estas circunstancias tan difíciles. La ACB ha hecho un esfuerzo muy grande par que se pudiese celebrar, hemos tenido que pasar muchas medidas y controles de seguridad. Otras ligas no se han podido celebrar las copas y nosotros seguimos adelante con el campeonato y cumpliendo las fechas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios