kyle wiltjer. jugador del unicaja

"También puedo ser agresivo cerca del aro"

  • El canadiense ofreció buenas sensaciones en la pretemporada y tiene licencia para lanzar

  • Asegura que busca ser "lo más versátil posible" y que no sólo vive de su muñeca: "Es cuestión de leer lo que se necesita"

Kyle Wiltjer posa para 'Málaga Hoy'. Kyle Wiltjer posa para 'Málaga Hoy'.

Kyle Wiltjer posa para 'Málaga Hoy'. / javier albiñana

El baloncesto español conoció el apellido Wiltjer a mediados de los 80. Gregg era un pívot canadiense, hijo de padre holandés y madre danesa, que fichó por el Barcelona y ganó una Recopa. También jugó en el Cajamadrid y en Huesca. Su hijo Kyle (Portland, 1992) es una de las apuestas de la temporada del Unicaja. Ha sido el máximo anotador de la pretemporada y hay fe en que pueda ser una de las revelaciones de la pretemporada. Tras jugar en las universidades de Kentucky y Gonzaga, los Rockets de Houston y el Olympiacos aterriza en Málaga con terreno para reivindicarse.

-¿Cuáles son sus primeras sensaciones tras las primeras semanas en Málaga?

Es una orden tirar si estás abierto y hay lanzamiento claro, pero no sólo para mí sino para todo el equipo

-Increíble ciudad, increíble organización. Las mejores expectativas se han confirmado. En el apartado del equipo, hemos trabajado muy duro durante la temporada y ya esperando a que empiece todo.

-¿Una pretemporada atípica?

-Cuando tienes ventanas, es difícil tener continuidad en la construcción. Pero bueno, hay que mirar el lado bueno. Varios compañeros han tenido ritmo de competición, jugando a alto nivel, no han estado de vacaciones sino jugando. Y nosotros hemos podido mejorar nuestra forma y conocer mejor los sistemas y el entrenador.

-Ha mostrado que tiene maneras de anotar diferentes, no sólo tirando, en pretemporada.

-Tengo que ser lo más versátil posible. Lo intento, tener las mayores maneras de anotar. Puedo tirar abierto, pero también puedo ser agresivo cerca del aro. Es cuestión de leer qué necesita más el equipo en cada momento.

-Sí ha quedado claro que tiene libertad del técnico para lanzar.

-Sí, es una orden tirar si estás abierto y hay lanzamiento claro. Pero no sólo para mí, sino para el resto del equipo que tiene habilidades para tirar. Creo que puedo ayudar. La idea es ponernos en situaciones para encontrar las máximas posibilidades de acertar. Pero para ello hay que hacer las lecturas adecuadas del juego, de cada situación. Vamos a jugar rápido y confío en ayudar.

-Es cuatro de partida. ¿Puede jugar minutos de tres y cinco?

-Haré lo que sea mejor para el equipo, lo que considere el entrenador. Estoy preparado para jugar más alto o más bajo según la situación. Quiero ser versátil, lo máximo posible.

-Le vimos en Gonzaga jugar al lado de Sabonis y Karnowski.

-Son jugadores tremendos, me ayudaron mucho a llegar a este momento de mi carrera. Aprendí mucho de ello. Ojalá juguemos juntos de nuevo alguna vez.

-¿Mantiene el contacto con Domas?

-Hablo mucho con él, constantemente. Es un gran embajador de Málaga, me dijo maravillas de la ciudad y del club. Se preocupa por mi situación aquí y me anima a trabajar duro, es un gran fan del Unicaja.

-Es su segundo año en Europa. ¿Le irá mejor?

-Me siento mejor con las reglas y el estilo.

-¿Tanto cambia?

-Es diferente a la NBA el estilo. Con Brian Roberts hablé alguna vez de que hay menos espacio en Europa. Cosas que tienes mecanizadas, por ejemplo, barrer o machacar el balón por encima de la vertical del aro, que no se puede hacer en la NBA, aquí sí. También cambia a la hora de defender en el poste, si puedes apoyar el antebrazo o no. Cuando tienes algo en tu interior aprendido y debes cambiarlo cuesta. Ahora ya estoy más acostumbrado. Pero sí, el espacio es quizá la mayor diferencia.

-¿Trabaja mucho el juego en el poste bajo?

-Jugué mucho ahí en la universidad. Intento hacerlo cuando el defensor es más pequeño y castigarlo cerca del aro. Intento sacar ventaja de los missmatches (desajustes en la defensa rival).

-Su padre jugaba más cerca del aro.

-Crecí aprendiendo de todo lo que él me enseñaba del juego cerca del aro, evidentemente ha sido una influencia en mi juego toda mi vida. El tiro es una cuestión natural, pero también de trabajo, no sólo sale con talento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios