unicaja

Un regreso y otro examen

  • El equipo cajista vuelve a la pista en el Puertollano natal de Casimiro, que se reencontrará con su gente

  • El rival, el Montakit Fuenlabrada (20:30)

Adam Waczynski lanza en uno de los amistosos del Circuito Movistar. Adam Waczynski lanza en uno de los amistosos del Circuito Movistar.

Adam Waczynski lanza en uno de los amistosos del Circuito Movistar. / acb photo

El Unicaja regresa a pista esta noche (20:30) en Puertollano. Un nuevo ejercicio de puesta a punto, también de revalida. El equipo, aún en estado embrionario, debe seguir completando el puzle de cara el inicio liguero, a poco más de 20 días. La piedra de toque será el Montakit Fuenlabrada, otro conjunto de la Liga Endesa. Se trata de un choque especial para Luis Casimiro, que retorna al lugar que le vio crecer. Un sentimiento nostálgico en un torneo que lleva su nombre, lo que habla bien del vínculo que mantiene con el paso de las décadas, así como su influencia en el lugar.

Un choque casi clandestino, no habrá plataforma que lo retransmita en directo, para medir fuerzas con los madrileños. Un equipo ahora dirigido por Agustí Julbe, que bebió de entrenadores de prestigio como Xavi Pascual y Velimir Perasovic. Los fuenlabreños han sufrido una remodelación este verano, tanto en la manija como en la plantilla. Consiguieron retener a piezas claves como Popovic o Eyenga, para rodearlos de jóvenes como Marc García o de amplia experiencia como Tomás Bellas.

Díez se queda en Málaga por su lesión leve en el hombro, viaja Morgan Stilma

El Fuenlabrada, que también estuvo en Guadalajara aunque encuadrado en el otro grupo, desembarca con idéntico balance. Hoy, uno de los dos se quitará el sabor amargo. Los de Julbe doblaron la rodilla con el Obradoiro, tras una prórroga, y el UCAM Murcia.

No viaja con el equipo Dani Díez, que tuvo que frenar por un esguince leve en el hombro izquierdo. De su recuperación dependerá su reincorporación al grupo, que a él le convendría bastante porque su minutaje debe elevarse notablemente en los próximos amistosos, aunque tampoco es época para forzar. Cubrirá su hueco el canterano Morgan Stilma, ya restablecido de esos problemas físicos del principio de la pretemporada. Aunque su protagonismo será exiguo más adelante, también es buena oportunidad para verle en acción al canterano verde.

Más allá del resultado, el partido guarda un cariz significativo, y es que será el penúltimo choque de preparación con la plantilla al completo. Los siete internacionales se marchan mañana a las ventanas FIBA y a su vuelta solo quedará por jugar la Copa Andalucía. A priori, el encuentro de menos nivel de esta pretemporada. Un obstáculo ya asumido, pero que dificultará en un escenario complejo.

Se quedarán cinco jugadores del primer equipo, con la incógnita de Díez. 10 días que servirán más para el desarrollo individual que grupal. Ganan importancia ahí Roberts y Wiltjer, los nuevos que se quedan. Jornadas extra para ganar automatismo y que sigan interiorizando su rol en el estilo de Luis Casimiro.

El entrenador levanta el foco y lo pone en el Valencia Básket. No se le intuye muy preocupado por los resultados, lo cual es lógico, aunque sí más por este interruptus internacional. Hay comenzará lo serio. Antes, hoy mismo, hay que ir avanzando para llegar en un estado óptimo. Queda por ver un regreso bonito, el de Casimiro, y un nuevo examen, frente al Montakit Fuenlabrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios