unicaja

La última prueba con red

  • El Unicaja cierra la pretemporada con la final de la Copa de Andalucía ante el Real Betis Energía Plus (12:00)

  • Casimiro recupera a todos los internacionales en Alhaurín de la Torre

Lessort y Viny Okouo se ejercitan bajo el mando de Boni Ndong. Lessort y Viny Okouo se ejercitan bajo el mando de Boni Ndong.

Lessort y Viny Okouo se ejercitan bajo el mando de Boni Ndong. / JESÚS MÉRIDA

El tiempo vuela, más para Luis Casimiro. Hace 38 días que el equipo arrancó las pruebas médicas y hoy cierra la pretemporada con la final de la Copa de Andalucía. Es la última prueba con red, lo siguiente será recibir al Valencia Básket en el Martín Carpena, así que este duelo ante el Real Betis Energía Plus (12:00, Andalucía TV) en Alhaurín de la Torre se tiene que aprovechar al máximo, no para pulir detalles.

Un mes y poco más ha sido el tiempo para echar a andar un proyecto nuevo. Dentro de lo habitual e incluso en mejores condiciones que nunca, se podría decir, porque Casimiro dispuso de su plantilla al completo desde la primera sesión en el Carpena. Aun así, el paréntesis de diez días con hasta siete bajas ha sido lógicamente una rémora. Fue más una lección para los canteranos, a los que se vio bien, porque para los Roberts, Wiltjer, Suárez, Díez y Viny Okouo consistió en machacar el físico y poco del libreto del técnico. Dan fe los choques ante Olympiacos y Real Madrid en el Torneo Costa del Sol, que habrían sido pruebas de nivel altísimas y finalmente quedaron de exhibición.

12Victorias. Son las veces que el Unicaja levantó el trofeo de esta Copa de Andalucía.

El preparador cajista recuperó este miércoles a todos sus efectivos con la llegada de Adam Waczynski, el último en jugar junto a los españoles, así que había cuestión de diez días para complementar las dos semanas y media que dispuso de ellos antes de la ventana de clasificación para el Mundial de China 2019. Y gracias se pueden dar, porque el plante de la ACB sirvió para acotar los viajes a los partidos oficiales exclusivamente. De no haber sido así, algunos como Lessort o Salin habrían abandonado los entrenamientos del Unicaja varios días antes para meterse en amistosos.

No es que hubiera cambios radicales en el Unicaja este verano. No cuantitativamente, en lo cualitativo probablemente sí. Se hicieron cuatro fichajes muy pronto, incluso antes de lo esperado en el caso del base, para suplir salidas muy notorias y cambiando la estructura del equipo. De roles muy definidos, con base y escolta -Nedovic, nada menos-, a un exterior de posiciones más difusas. Solo se puede decir que tengan su lugar predefinido Alberto Díaz y Dani Díez. Brian Roberts y Jaime Fernández pueden intercalar entre el uno y el dos, mientras los Milosavljevic, Waczynski o Salin se reparten el alero y el escolta indistintamente. También cambia la fisionomía en el juego interior; cosas que se le van amontonando a un Casimiro que quiere imponer ideas distintas -no radicales, eso sí- tras cinco años de Joan Plaza.

Tras perder los dos primeros encuentros de Circuito Movistar frente a Estudiantes y San Pablo Burgos, ambos con más rodaje que el Unicaja, el equipo dejó mejores sensaciones en el Torneo Luis Casimiro de Puertollano con el Montakit Fuenlabrada, su única victoria hasta el momento (107-82). Paréntesis internacional aparte, esta es la cuarta prueba de facto, y se juega ante el Betis de Curro Segura en el banquillo y Juanma Rodríguez en los despachos. Un equipo pensado para volver a ACB y que este viernes certificó su pase a la final tras derrotar al Covirán Granada por 71-79 (94-79 en la ida).

El Unicaja se llevó las seis últimas ediciones de esta Copa de Andalucía, que cumple 21, y hasta 12 veces levantó el trofeo el cuadro malagueño. Betis (5) y Granada (3) a la zaga. Es el último entrenamiento con rival antes del estreno del viernes y queda mucho por pulir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios