Unicaja Baloncesto | Lucas Muñoz Las sensaciones del debutante

  • Lucas Muñoz cuenta cómo se siente después de estrenarse con el primer equipo

  • "Es como un sueño, pero tengo los pies en el suelo", admite el cordobés

El domingo fue un día grande en Los Guindos. Uno de sus jóvenes se estrenó con el Unicaja, lo que es motivo de alegría en la cantera. Se trata de Lucas Muñoz, que acapara focos tras una tarde a pedir de boca. "Es como un sueño, pero tengo los pies en el suelo", advertía el cordobés, mientras recuerda cómo le avisó Luis Casimiro: "Es una sensación muy diferente. En la grada estás tranquilo, pero en la pista y en el banquillo estaba muy nervioso. Cuando salí me relajé. Cañete me dijo que estuviera preparado. Luego vi que Luis se giró y me llamó y me quité el cubre rápido y salí a pista". 

El manchego también le pillo desprevenido al comunicarle que iba a ir convocado. "Estaba bebiendo agua después de un ejercicio y se me acerca Luis Casimiro y me dijo: "¿Estás preparado para el domingo?". Ahí me empecé a reír y dije que sí", explicaba el base, que ve ahora fruto a todo el trabajo: "Me ha aportado muchas cosas, muchos valores del club. Cuando jugaba en mi antiguo club pensaba que un día pudiera jugar en el Unicaja y ahora que estoy estos han sido unos de los cinco mejores años de mi vida". 

Fue una semana intensa en lo emocional para Lucas. "Estaba un domingo estudiando y me llama mi entrenador y me dice que al día siguiente voy a ir a entrenar con el primer equipo. Muy contento, vine y conforme iba avanzando la semana veía que había una pequeña posibilidad de vestirme. No me lo esperaba", aseguraba el joven, que aún recuerda cómo estaba su familia tras el debut: "Lo recuerdo perfectamente. Estaban mis padres en la grada al lado de la canasta y justo al acabar el partido vi a mi hermano llorando y a mis padres abrazados". 

Lucas Muñoz también habló de otros temas

Inicios

"Mi padre era jugador y también era entrenador y cuando era pequeño lo acompañaba a los partidos. En los descansos cogía el balón y tiraba. Después, con 6 ó 7 años, me apunté al equipo de baloncesto de mi ciudad con mis amigos". 

Fichaje por el Unicaja

"Fue un verano que estaba con mis padres en casa. Llamaron a mi padre, lo vi reírse y cuando colgó me dijo que llamaron del Unicaja para decir que querían probarme durante una semana. Yo estaba encantado". 

Primera temporada

"Fue increíble, a nivel de títulos el mejor de todos los que he tenido aquí. Nada más llegar jugar competiciones como la Minicopa o el Campeonato de España. Antes venía a ver los partidos del primer equipo de vez en cuando y venir todos los fines de semana era increíble". 

Estudios

"Soy un poco cuadriculado. Mis padres me dejaron claro que si quería estar aquí tenía que estudiar y sacar las mismas notas. Desde el primer día tomé ese hábito de estudiar todos los días. A veces me tengo que acostar tarde e incluso tengo menos tiempo que otros compañeros de clase. Pero es un sacrificio que es bonito porque he podido cumplir mi sueño". 

Pretemporada

"Estaba en casa y en prensa empezaron a salir noticias de que los jugadores iban a ir con sus selecciones y cabía la posibilidad de ir. Cuando vinimos a entrenar fue increíble, venir aquí por primera vez, ver a jugadores de NBA como Roberts...". 

Pepe Pozas

"A Pepe lo conocí en un campus de verano de baloncesto en Córdoba. Y al salir a pista me dijo: "¿Qué tal cordobés?"". 

Día después

"Aunque parezca gracioso tuve un examen a primera hora. Sé que tengo que seguir trabajando con mi equipo junior y aprovechar las oportunidades que tenga". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios