Unicaja Baloncesto

Lessort otea su techo europeo

  • El francés alcanza los 26 de valoración, su mejor actuación en competición continental de su carrera

  • Acaricia el MVP semanal, que cae en las manos de Bojan Dubljevic

Mathias Lessort anota ante la atenta mirada del banquillo. Mathias Lessort anota ante la atenta mirada del banquillo.

Mathias Lessort anota ante la atenta mirada del banquillo. / eurocup

Se liberó Mathias Lessort en Limoges. "Lo necesitábamos", decía el de Martinica después en un alarde de sinceridad tras la victoria en Beaublanc. El pívot fue pieza esencial para regresar con victoria a Málaga y dar una zancada hacia los cuartos de final de la Eurocup. El francés sostuvo al equipo en los momentos clave para que luego Brian Roberts sacara el estoque. Cerca se quedó del doble premio. 

Lessort metió 14 puntos (5/6 en tiros de dos), cogió ocho rebotes, dio tres asistencias, puso dos tapones y recibió siete faltas personales. Un mejunje para 26 de valoración, su mejor actuación en el torneo continental con la camiseta cajista. También de su carrera. El poste se quedó cerca del MVP semanal, que paró en manos de Bojan Dubljevic. Esta temporada pasó de 20 ante el Rytas Vilnius (21) y el Mornar Bar (21) y en este Top 16 se marchó hasta 25 con el Estrella Roja. Con los serbios, el curso pasado, hizo otro de 25 de valoración en la Euroliga ante el Valencia Básket. Con el Nanterre en FIBA Europe Cup también alcanzó en tres ocasiones esa cifra. 

Su segundo mejor día en el Unicaja, sólo superado por el partido con el Iberostar Tenerife, que será rival en la Copa del Rey curiosamente. Ese día jugó 27 minutos y anotó 12 puntos, capturó cinco rebotes, dio tres asistencias y robó tres balones. También jugó sus primeros minutos en Málaga como ala-pívot, en un experimento de Casimiro para paliar el déficit por el rebote. Por ahí también tiene campo de mejora. 

Dubljevic brilló con 26 puntos, ocho rechaces y cinco pases de canasta para 29 de valoración. Una exhibición para asaltar la ruidosa Sala Pionir. Por delante del francés también estuvo su compatriota y compañero de selección, Paul Lacombe. El del AS Mónaco, que perdió frente a su afición ante el Partizán, se quedó en 23 tantos, cuatro rebotes y tres asistencias para 28 créditos. No obstante, portentosa puesta en escena de Lessort, delante de su familia que se acercó a verle, el jugador más sólido en este trascendental tramo de competición. El 26 evidencia un progreso en su juego significativo, especialmente en el bote y en la lectura de juego. Incluso desde la personal, su gran lunar, se percibe una mejora. Su energía contagia también al equipo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios