Unicaja

El cadete femenino del Unicaja, subcampeón de España

  • Las malagueñas pierden en la final en Lleida con el Fundación Valencia Básquet (57-69)

El cadete femenino del Unicaja con la medalla de plata.

El cadete femenino del Unicaja con la medalla de plata. / m. g.

Subcampeonas de España. El cadete femenino del Unicaja es el segundo mejor equipo del país. No pudo imponerse en la final en Lleida al Fundación Valencia Básquet (57-69). Una plata que se une a los dos oros en infantiles (2018 y 2021) para una sección femenina que está cuajando las grandes alegrías del club de Los Guindos en esta temporada. Una gesta de tremenda valía de las chicas de Jesús Lázaro, que quedarán en la historia de la cantera cajista. 

Rocío Ramírez, Marlene Sobrino, María Martínez, María García, Marina Torró, Claudia Palacio, Elena Bandrés, Isabel Cano, Princess Oparaocha, Clara Vieitas, María Moreno y Ángela Gómez son los nombres de las heroínas malagueñas. Apenas perdieron seis encuentros en una campaña sobresaliente. Reinaron con firmeza en Andalucía y en el Campeonato de España sólo les ganó el Barça en la fase de grupos y el Valencia en la gran final. 

Salió como un ciclón el Unicaja a la pista del Barris Nord. Un imponente parcial de 10-0 marcaba terreno y el técnico rival paraba el partido. Surtía efecto el tiempo muerto y es que las taronjas se reactivaban y ahora eran las cajistas las que encadenaban tres minutos sin ver aro. Se igualaba el choque (10-10). Desatascaba Rocío Ramírez desde el triple y las malagueñas volvían a fluir para irse por encima al final del primer cuarto (21-14). 

Era un gran momento para las de Jesús Lázaro, que estiraban (23-14, 25-16). Pero no terminaban de romper la cuerda. El Valencia repelía con un parcial de 0-5 y comprimía (25-21), aunque Ramírez volvía a dar oxígeno. Había más igualdad, pero un triple de María Martínez y una canasta de Ángela Gómez volvían a abrir una brecha interesante (34-25). Volvía a pararlo el entrenador visitante, que contenía al descanso (36-31). 

Poco a poco el Valencia había cambiado las tornas, se ponía por delante por primera vez en el duelo tras salir de vestuarios. Dos triples le aupaban al 38-40. Hacía mucho daño en la pintura Awa Fam con su portentoso físico (acabaría con 19 puntos y 17 rebotes). La pelea por el rebote, que se había ganado con superioridad en anteriores partidos, estaba perdida de manera importante. La interior condicionaba adelante por su envergadura y anotaba fácil atrás cerca del aro. Ponía un 40-46 que empezaba a preocupar. Ahí emergió Rocío Ramírez, tirando de galones. Siete puntos de la exterior ayudaban a volver, aunque había muchas lagunas en defensa y las valencianas castigaban en cada ataque. Lázaro lo paraba y se llegaba al cuarto final con 50-55. 

Y ahí las taronjas sacaron el colmillo para intentar finiquitar el encuentro por el título. Se escapaban hasta el 50-59, que ya encendía varias alarmas. Aunque el Unicaja encontraba el camino para acercarse (55-59). No terminaba de ajusticiar el Valencia, que dejaba con vida a las cajistas. Les faltaba acierto para pelearlo. Y volvió a aparecer Fam con una canasta más adicional para ponerlo cuesta arriba a falta de cinco minutos (55-64). En gran parte porque ambos equipos se tiraron más de cuatro sin anotar y entraron en el minuto final con el mismo resultado. Un subcampeonato con cierto amargor en los instantes posteriores, de una enorme valía. Honores para este cadete femenino del Unicaja

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios