Vivir

Una visita íntima a los enfermos

  • La cofradía del Cautivo traslada a la puerta del Hospital Civil el acto que realiza en su traslado del Sábado de Pasión

  • El trono accederá al recinto para situarse ante los ingresados en el centro sanitario

El Cautivo y la Virgen de la Trinidad permanecerán en la puerta del Hospital Civil durante el acto. El Cautivo y la Virgen de la Trinidad permanecerán en la puerta del Hospital Civil durante el acto.

El Cautivo y la Virgen de la Trinidad permanecerán en la puerta del Hospital Civil durante el acto. / m. h.

El pórtico de entrada al Hospital Civil será el espacio donde Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad Coronada permanecerán durante el acto que tradicionalmente se realiza en el interior del recinto sanitario. Esta medida, anunciada por la corporación del Lunes Santo por "motivos de seguridad", permitirá que el Sábado de Pasión, 24 de marzo, los enfermos que acuden a esta cita se encuentren cara a cara con las imágenes y reciban en un acto más íntimo las medallas que la corporación entrega anualmente. El tradicional acto comenzará en el exterior del propio Hospital Civil, en un recinto abierto que permite igualmente la acogida de cuanto público pueda acercarse hasta la plazuela de la Trinidad. La propuesta de la hermandad del Cautivo ha sido puesta en conocimiento de la dirección del centro, así como de los responsables de seguridad, para crear un dispositivo que permita el flujo de personas con mayor facilidad.

El acto cuenta, generalmente, con la lectura de la Palabra, cantos y saetas dedicadas a las imágenes, así como la interpretación de marchas procesionales relacionadas con la Hermandad. Con esta posibilidad, la corporación nazarena consigue hacer partícipe a un mayor número de personas, al igual que durante la Misa de Alba en la plaza de San Pablo. La propia corporación anunció igualmente que se mantendrá la reducción en el número de entradas para protocolo, que en 2017 descendió en 400 invitaciones. Además de las dos bandas de la propia corporación, el personal sanitario podrá portar las imágenes desde la puerta hasta el lugar donde se ubiquen los pacientes, como en años anteriores. Las imágenes de Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad quedarán frente a los enfermos hasta que culmine el acto. La última vez que se hizo un acto íntimo con los pacientes fue en el año 2016, donde a causa de la lluvia la corporación decidió acortar el traslado y suspender el acto en el Hospital Civil, si bien la corporación cumplió con los ingresados en el centro sanitario.

Junto a estas medidas, la cofradía del Cautivo vuelve a solicitar a los devotos del barrio de La Trinidad la colaboración durante el desarrollo del traslado evitando el lanzamiento de claveles desde altura. La talla del Señor de Málaga fue sometida a un proceso de restauración en el año 2017 por el profesor Juan Manuel Miñarro en el que, además de la mejora en el sistema de anclaje, se subsanaron algunos daños provocados por el roce con las plantas recibidas desde una altura considerable en los traslados de la Hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios