Educación

“La escuela no es una burbuja. Hay que hacer más preguntas a los niños”

  • César Bona, nominado como uno de los 50 mejores maestros del mundo según el Global Teacher Prize, firmará el miércoles en la Librería Luces ejemplares de su nuevo libro, ‘La emoción de aprender’ 

  • El jueves participará en el VIII Congreso Mundial por los derechos de la infancia y la adolescencia.

César Bona firmará esta semana en Málaga ejemplares de su nuevo libro, ‘La emoción de aprender’. César Bona firmará esta semana en Málaga ejemplares de su nuevo libro, ‘La emoción de aprender’.

César Bona firmará esta semana en Málaga ejemplares de su nuevo libro, ‘La emoción de aprender’. / ASÍS G. AYERBE

César Bona, nominado como uno de los 50 mejores maestros del mundo según el Global Teacher Prize, firmará esta semana en Málaga –miércoles en la librería Luces– ejemplares de su nuevo libro, La emoción de aprender, donde revela historias inspiradoras de escuela, de familia pero también de la vida, apostando por cambiar la forma de mirar y hacer más preguntas a niños y adolescentes. Lo tiene muy claro, la escuela “no es una burbuja”.

En esta nueva publicación se dirige también a padres y profesores para reflexionar sobre la vida y lo que se traslada a los niños: “Vivimos con estrés y demasiada velocidad”. Esto, ha dicho, se proyecta a niños y adolescentes y ha aludido, precisamente, a un estudio que refleja que cada vez es mayor el número de niños y adolescentes estresados social y emocionalmente.

Los padres son un “espejo y los niños son esponjas y muy influenciables”

“Eso es resultado de la vida que llevamos. Hay que pararse más y mirar las cosas de otra manera”, ha apuntado en una entrevista. Así, ha subrayado que los padres son un “espejo y los niños son esponjas y muy influenciables”.

En este libro sobre el éxito y el fracaso y acerca de la necesidad de que los niños estén “en el foco de atención de la educación” plasma, según ha explicado Bona, lo aprendido en cada una de las historias que cuenta. A su juicio, hay que hacer más preguntas a niños y adolescentes: “La escuela no es una burbuja, es el lugar donde se puede aprender a vivir en sociedad y el lugar perfecto para ayudar a las familias a educar”.

Para este maestro, como le gusta definirse, no puede haber calidad educativa “si no se respeta la diversidad”. “Todo empieza en la educación y esto se asocia con la escuela, pero la educación incumbe a todos: familias, centros educativos y administraciones”, ha recalcado.

Pero también al periodista que focaliza en una noticia; al deportista que bate récords, al juez o jueza que toma decisiones y a aquellos que con gestos mínimos sirven de ejemplo, positivo o negativo, “como el que ayuda a alguien a levantarse o quien tira un chicle al suelo”.

Atención a la diversidad

Durante la entrevista, César Bona ha insistido en la forma de mirar y la atención a la diversidad como claves: “En el mundo somos casi ocho mil millones de personas y todas somos diferentes y eso debe ser un regalo, no un inconveniente”.

“Los hay con creencias, con sueños, con prejuicios, con expectativas y todos tienen historias de supervivencia y superación”, ha indicado, al tiempo que ha reclamado que se dé más importancia al aprendizaje.

Violencia de género

Cuestionado por la lacra de la violencia de género, César Bona ha incidido en la educación como base y en que todos “somos diferentes pero iguales”. “Somos seres sociales, cada día interactuamos y eso es igual en la escuela.

Cuando conoces de verdad a alguien –ha agregado– desaparecen todos tus prejuicios. Miles de personas sufren cada día discriminación por sus creencias, por su religión o por tener distintas capacidades”.

En su opinión, “el respeto a las diferencias es clave para poder convivir”, de ahí que haya insistido en que la educación compete “a todos” y en los centros educativos ha apostado por que se creen espacios “para que ellos –niños y adolescentes– se conozcan”.

Nuevas formas de educación

Sobre las críticas a la nueva educación, Bona ha considerado que la educación debe estar “en vanguardia”, al igual que sucede con las telecomunicaciones, las tecnologías o la medicina.

“Está en continuo cambio y no es establecer una lucha entre escuela tradicional e innovación porque hace muchos años que se hacen cosas interesantes”, ha defendido y ha añadido que es cuestión de “trabajar en equipo, no sólo el docente con el niño, con las familias también”.

Bona también participará el jueves en el VIII Congreso Mundial por los derechos de la infancia y la adolescencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios