Vivir

Conciencia por el 'reciclaje verde'

  • El volumen de los cristales depositados ha aumentado un 33% en tres años y alcanza las 5.237 toneladas

  • Cada habitante deposita una media de 9 kilogramos de estos residuo

Un ciudadano deposita una botella en uno de los contenedores de la capital. Un ciudadano deposita una botella en uno de los contenedores de la capital.

Un ciudadano deposita una botella en uno de los contenedores de la capital. / M. H.

La entidad sin ánimo de lucro Ecovidrio, encargada desde 2015 de la gestión directa del servicio de recogida del vidrio en los contenedores verdes en Málaga, ha registrado en estos tres años el incremento de un 33% en el volumen de envases de este material retirado en la ciudad. Ecovidrio, denominación que designa al sistema colectivo de responsabilidad ampliada de los productores de vidrio o envasadoras en España, ha recogido el año pasado en Málaga 5.237 toneladas de vidrio para reciclar -9,2 kilogramos de media por habitante-, 1.330 toneladas más que hace tres años.

Así lo informó ayer en rueda de prensa el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, y el director de Gerencias y Cuentas Clave de Ecovidrio, Félix Reneses, quienes dieron los resultados en 2017 del Plan Málaga recicla vidrio en el que se enmarca este servicio. En concreto, precisaron que en tres años se han reciclado 14.500 toneladas de residuos de envases de vidrio. Además, han señalado que hay 1.513 contenedores, lo que supone 26 por ciento más con respecto a 2014.

Por otro lado, son 158 establecimientos los participantes en el sistema de recogida puerta a puerta en la zona centro y Pedregalejo, en la que se han realizado 547 visitas de información y sensibilización. También el pasado año se llevaron a cabo 15 campañas de sensibilización ciudadana, realizadas entre jóvenes, relacionadas con el deporte y los momentos de gran consumo de bebidas en envase de vidrio.

Jiménez valoró la colaboración directa de Ecovidrio con el Ayuntamiento y los resultados obtenidos durante su gestión, que calificó de "positivos", porque "demuestran que el trabajar con especialistas que conocen en profundidad un segmento del mercado es siempre una excelente opción". "Ellos tienen experiencias valiosísimas de lo que ha funcionado o no en otras ciudades y cuentan con profesionales especialistas en diversas cuestiones que permiten conseguir un cambio rápido en los volúmenes de recogida de una ciudad y adaptar el servicio a su demanda concreta", agregó.

En este punto, recordó que cuando en 2015 el Ayuntamiento cedió la recogida de vidrio, la retirada selectiva de este tipo de envases era una actividad eminentemente deficitaria para Limasa. En 2014 se evaluaron estas pérdidas en 141.129 euros, "una cantidad que en estos tres años sería superior si se tiene en cuenta el incremento de contenedores y medios mecánicos para la retirada aportados por Ecovidrio". Por su parte, Reneses destacó la solvencia de la actual recogida de residuos de envases de vidrio en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios