Vivir

Fin de curso, el whatsapp echa humo

  • Entre los regalos a los docentes, la fiesta de fin de curso y el vestuario de la función, los mensajes en los grupos de madres y padres del colegio no paran en estos días

  • Fdapa pide que se utilicen con responsabilidad

Una madre comprueba el grupo de whatsapp de su hija. Una madre comprueba el grupo de whatsapp de su hija.

Una madre comprueba el grupo de whatsapp de su hija. / m. h.

Hace unas semanas una madre lanzó la pregunta clave al grupo de whatsapp de la clase. "¿Le vamos a hacer un regalo a la seño para final de curso?", dijo. A partir de ahí, la ristra de mensaje fue imparable. Primero vino la confirmación del sí mayoritario, luego la estimación de la cantidad a poner por cada familia, luego el decidir qué se le compra y por último la recogida de dinero... Si cada cuestión que se plantea se debate entre 25 usuarios puede haber momentos en el que se acumulen fácilmente un centenar de mensajes sin leer. En estos días de junio, cuando restan tres semanas de colegio, los grupos suelen echar humo. Ya sea por el presente a los maestros, por la fiesta de despedida o el vestuario de la función. Y tanta actividad suele generar más de un dolor de cabeza a los progenitores menos participativos.

Ya se sabe que esta red social ha llegado para sustituir, en gran medida, los corrillos de la entrada y salida del colegio. Y también es lógico que los eventos propios de final de curso generen más volumen de información que, por ejemplo, otro periodo escolar. Sin embargo, desde las asociaciones de padres se pide que los grupos se utilicen con responsabilidad. "Hay padres muy cansados de que no se utilicen los grupos para lo que se han creado, es decir, para tener una información transmitida a todos a la vez y no para mandar tonterías, ni para servir de agenda de los niños, ni para mandar quinientos mensajes sobre si me gusta esto o aquello como regalo de la maestra", indica Pila Triguero, portavoz de la Federación de Asociaciones de Padres (Fdapa). Y señala que ya hay entidades que están haciendo listas de difusión por whastapp en lugar de chat. "Así transmiten información y se ahorran los comentarios, todo el mundo tiene la información a la vez y nada más", agrega Triguero.

La portavoz de Fdapa también llama la atención sobre las imágenes que se comparten de fiestas y actos de fin de curso. "Hay que recordar que no se pueden difundir imágenes en Internet de manera pública, que son exclusivamente para uso familiar", señala. Y recuerda a las Ampas que si cuentan con una página web "tiene que tener contraseña para que solo puedan acceder a estas imágenes y contenidos los padres y responsables de los menores". Pilar Triguero concluye que "la tecnología nos hace muchísima falta cuando se usa en condiciones" y subraya que "la responsabilidad y el sentido común, el más común de los sentidos pero el que solemos perder antes, son clave para que todos utilicemos esta herramienta con el fin para el que fue creada". Al menos, en los colegios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios