Jornada MED+ Málaga Acercar la medicina por un fin solidario

  • Unos 13 profesionales comparten sus historias en el primer gran evento benéfico de ponencias sociosanitarias

El doctor César Ramírez explica el nacimiento de ‘Bisturí Solidario’ en MED+.

El doctor César Ramírez explica el nacimiento de ‘Bisturí Solidario’ en MED+. / Marilú Báez (Málaga)

“La vida es como un campo de fútbol, tú eliges si quedarte en la grada y disfrutar del partido sin hacer nada, o por el contrario, te atreves a bajar al campo y jugar, con todas las victorias y riesgos que conlleva”. Así comenzó el doctor César Ramírez su ponencia sobre operar en el tercer mundo en MED+, un evento que reunió este sábado a 13 de los médicos más influyentes en redes sociales con el fin de compartir sus experiencias con toda la sociedad.

Sus organizadores, el propio César Ramírez y José Antonio Trujillo, quisieron dejar claro desde el principio que MED+ no era un congreso para médicos, sino “una oportunidad de acercar a los médicos de más alto nivel a la sociedad para compartir sus experiencia y conocimientos”.

La Sala Unicaja María Cristina acogió este “innovador y pionero” formato, basado en charlas de 18 minutos en las que los ponentes compartieron experiencias, anécdotas profesionales y conocimientos sobre la medicina a toda la ciudadanía. Todo ello con un fin benéfico, colaborar con Bisturí Solidario, el proyecto del doctor César Ramírez.

MED+ no deja de ser un evento sociosanitario que, como reza su lema, tiene como reto “crecer compartiendo”. Charlas con toques de humor, con lenguaje cercano y coloquial, pero sin perder el rigor que la medicina y la sanidad requiere. Algunas de las ponencias versaron sobre temas interesantes como el silencio en la medicina, a cargo del doctor José Antonio Trujillo, en la que abogó por evitar el “silencio tóxico y solo dejar fluir el silencio respetuoso”, refiriéndose a las dolorosas escenas de pacientes en su lecho de muerte.

Los beneficios de la gala irán destinados a las labores de 'Bisturí Solidario' en Uganda durante el próximo mes de diciembre

El doctor Ángel López compartió las diferencias entre un profesional sanitario que desempeña su trabajo en la ciudad y el médico rural, el que se convierte en una figura popular entre las pequeñas poblaciones y el que siempre debe ir a todas partes con su maletín.

La doctora Amalia Arce habló sobre la “crianza entre pantallas” de los más pequeños y cómo educar a toda la sociedad frente a este fenómeno digital. Rosa Taberner desmintió los rumores sobre cómo nuestros organismos tienen que sintetizar la vitamina D. “Claro que el sol es necesario, pero para que nuestro cuerpo sintetice esa vitamina D que necesitamos, basta con que la exposición al sol sea de unos 10 ó 15 minutos, más tiempo no aporta nada”. La doctora también recomendó una dieta que incluya atún, salmón o lácteos para alcanzar buenos niveles de esta vitamina.

Muy interesante y a la vez cómica fue la intervención del doctor Joan Carles March, que habló de la importancia de crear jefes con H de alma. “Honestidad, humanidad, heroísmo, humor o habilidad. Para ser buen jefe hay que ser buena persona y buscar el compromiso de los trabajadores con una sonrisa”, aseguró.

César Ramírez y José Antonio Trujillo, organizadores del evento. César Ramírez y José Antonio Trujillo, organizadores del evento.

César Ramírez y José Antonio Trujillo, organizadores del evento. / Marilú Báez (Málaga)

Con los primeros compases de La vida es un carnaval, Mónica Lalanda inició su divertida ponencia sobre la obsesión que la sociedad vive hoy en día con la salud y con ir al médico constantemente por temas sin importancia. “Hay que prevenir más esa nueva enfermedad que se llama Googleitis y cuidarnos más, pero sin obsesionarnos”, dijo.

Raquel Blasco explicó de manera original cómo entrenar nuestras defensas frente a un cáncer. Con el ejemplo de un partido de rugby, nuestro cuerpo libera mioquinas con el ejercicio físico y estas ayudan a la defensa de nuestros órganos frente a enfermedades como el cáncer.

El doctor César Ramírez cerró la primera de muchas jornadas MED+, tal y como aseguraron, con una intervención emocionante sobre la compatibilidad de su vida profesional como cirujano en Málaga y la labor humanitaria que desarrolla en países como Liberia o Uganda con Bisturí Solidario donde “operamos sin recursos ni luz”. “Ojalá pudiéramos eliminar las fronteras, mientras seguiremos aportando nuestro granito de arena”, concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios