Vivir

Fallece Salvador Rodríguez de Tembleque, fundador del Teléfono de la Esperanza

  • Su funeral se celebra esta mañana, a las 11:30, en el Parque Cementerio de Málaga (Parcemasa)

Salvador Rodríguez de Tembleque. Salvador Rodríguez de Tembleque.

Salvador Rodríguez de Tembleque. / m. h.

Salvador Rodríguez de Tembleque Gómez-Lobo, fundador del Teléfono de la Esperanza en Málaga, falleció en la mañana de ayer a los 91 años según informaron fuentes de la institución social en la ciudad. Propietario de una asesoría, decidió trasladar, junto a un grupo de malagueños, la idea de colaboración con los más necesitados a la provincia tras conocer la experiencia en Sevilla, inaugurando la primera sede en 1976.

Nacido en La Mancha se casó con la malagueña María Salud García, profesora de un colegio en la barriada de Palma-Palmilla. El trabajo de su esposa le permitió conocer la realidad de esta zona de la ciudad donde las personas se acercaban al centro educativo para buscar soluciones. "Uno de los casos era el de un hombre que dejó embarazada a su hija. Nosotros empezamos a ayudar porque nos salía del corazón. Vi que en Londres y Nueva York funcionaba la organización El Buen Samaritano y en Sevilla ya estaba el teléfono. Contacté con Pedro Madrid, hermano del fundador, y me dijo que buscara un local y un equipo de gente", recordaba Rodríguez de Tembleque en el blog del Teléfono de la Esperanza en Málaga.

Tras la experiencia de Sevilla en 1971, Salvador Rodríguez de Tembleque contactó con el entonces obispo de la Diócesis, Ramón Buxarráis, para ayudarle en la empresa. El prelado malagueño puso en manos del sacerdote Sergio Ferrero la tarea, y junto al asesor reunió a profesionales como Carlos Linares, Fernando García, Manuel Montes y Ángel Medina para abrir el servicio en 1976. A pesar de contar con la edad propia para la jubilación, Salvador Rodríguez de Tembleque siguió trabajando para el Teléfono de la Esperanza, acudiendo semanalmente a los talleres formativos que la institución organizaba. En 2009 se produjo la reforma integral de Villa Esperanza, sede social de la institución, con la presencia de los fundadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios