Vivir

Cabalgata de Reyes de Málaga: La ilusión puede con la pandemia

Los Reyes Magos en el Ayuntamiento esperando sus carrozas

Los Reyes Magos en el Ayuntamiento esperando sus carrozas / Domingo Mérida

La ilusión ha derrotado a la pandemia. Los Reyes Magos están en la calle, repartiendo regalos, caramelos y sonrisas. El Covid no ha podido con la noche más mágica del año, la más esperada por niños y mayores.

La tarde de la ilusión por excelencia comenzó a las 17:00 con la tradicional foto de sus majestades los Reyes Magos en la Alcazaba acompañados por sus pajes reales. Desde el interior de la fortaleza, Melchor, Gaspar y Baltasar partieron el camino hasta llegar al Ayuntamiento de Málaga para la recepción del alcalde, Francisco de la Torre, y dar inicio a la cabalgata de Málaga.

En el Ayuntamiento los Reyes Magos entraron para saludar al pueblo malagueño desde el balcón principal del edificio. Estrella Delgado Martín, de 8 años, alumna del Colegio Valle Inclán y de la Fundación Musical de Málaga, en representación de todos los niños y niñas de Málaga ha leído la carta a los Reyes Magos desde el balcón del Ayuntamiento.

El inicio del cortejo de la cabalgata lo forma el club de patinadoras del colegio de Maristas de Málaga, que han ido actuando todo el recorrido al ritmo de la música. Tras las patinadoras las primeras carrozas fueron pasando por la puerta del Ayuntamiento saludando a sus Majestades los Reyes de Oriente. 

La banda de cornetas y tambores del Real Cuerpo de bomberos de Málaga ha sido la encargada de poner los sones musicales en el inicio del cortejo, para anunciar a toda Málaga que los Reyes Magos vienen cargados de caramelos y mantecados para repartir.

Con mucha expectación, a las 18:35 horas subió a su carroza Melchor, el primer Rey Mago de la cabalgata. Tras él subieron Gaspar y posteriormente Baltasar. Los más pequeños aclamaban a los Reyes Magos que les tiraran caramelos para endulzar la ilusión propia que genera la tarde del 5 de enero. 

La cabalgata se ha visto marcada por una pandemia. Todos los integrantes y públicos con mascarillas y metro y medio de distancia en las sillas del recorrido. Pero, ni si quiera el coronavirus ha podido frente a la ilusión de los más pequeños por ver a los Reyes Magos el día de antes de su llegada a las casas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios