Vivir

Una calle cerrada para los tronos

  • Las obras en Tejón y Rodríguez obligan a modificar el recorrido de 11 cofradías para la venidera Semana Santa

  • Calderería, Comedias y plaza del Teatro, posibles vías de salida

La valla separa la calzada de un desnivel de once metros y la Policía recomienda el cambio ante posibles incidentes. La valla separa la calzada de un desnivel de once metros y la Policía recomienda el cambio ante posibles incidentes.

La valla separa la calzada de un desnivel de once metros y la Policía recomienda el cambio ante posibles incidentes. / m. h.

Apenas a 12 días de iniciar la Semana Santa, un total de 11 cofradías deberán cambiar sus itinerarios procesionales. Las obras del edificio situado entre la calle Tejón y Rodríguez y la plaza del Teatro, avanzadas desde el año 2017 tras años detenida, mantienen actualmente un socavón de once metros de altura que han llevado a la Policía Local a no recomendar el paso de las procesiones en este entorno.

Situaciones como la vivida el pasado año por la cofradía del Cautivo o el numeroso público que las once corporaciones -Huerto, Estudiantes, Cautivo, Humillación, Nueva Esperanza, Paloma, Sangre, Mena, Zamarrilla, Esperanza y Piedad- congregan en este espacio fuerzan esta recomendación. La valla, que actualmente se sitúa a ras de la calzada, debe ser retranqueada hasta el mismo filo de la obra, por lo que cualquier incidente provocaría una caída desde gran altura.

A fin de coordinar la acción de todas las corporaciones, la Agrupación de Cofradías mantendrá hoy una reunión con las cofradías afectadas para modificar sus recorridos. Las vías alternativas para llegar hasta sus destinos son variadas: Casapalma y Cárcer, que permite la salida por Madre de Dios, Álamos y los aledaños del Cervantes; plaza del Teatro, con salidas hacia Dos Aceras, Carretería y Álamos; o Comedias, donde las cofradías pueden continuar por Nosquera. Sin embargo, el tamaño de algunos de los tronos dificulta esta maniobra, por lo que las opciones se reducen en función del número de varales de cada hermandad.

El objetivo de la reunión prevista para mañana es buscar la mejor adaptación de todos los cortejos a esta nueva realidad. La principal propuesta, prevista por Casapalma, prolongaría los recorridos unos 150 metros, lo que implica más tiempo de procesión en la calle.

A pesar de esta circunstancia, todas las hermandades excepto Estudiantes deben realizar este cambio una vez que han salido del recorrido oficial. Ello no debe afectar al paso de ninguno de los cortejos de otras corporaciones que transiten por Carretería y llevará a ver imágenes desconocidas hasta ahora o recuperar otras, como la que deberá realizar Sangre para llegar hasta su casa hermandad, sita en Dos Aceras.

Junto a las hermandades agrupadas, la cofradía de Medinaceli, cuya procesión se realiza el Viernes de Dolores desde la barriada de La Roca para llegar al Patio de los Naranjos de la Catedral, deberá modificar su vuelta hasta su tinglao. El tamaño de los tronos, de pequeñas proporciones, facilita las vías de salida para esta corporación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios