Vivir

La catequesis llega a las cofradías malagueñas

  • El Obispado traslada la formación teológica que tienen que tener los hermanos mayores a las parroquias

Sede de la cofradía de la Expiración. Sede de la cofradía de la Expiración.

Sede de la cofradía de la Expiración. / (Málaga)

El Obispado de Málaga, tras plantear un curso de formación teológica obligatorio para los candidatos a hermanos mayores, y que se realiza en tres cursos académicos, propone un método extraordinario para alcanzar los conocimientos catequéticos mínimos exigibles a quienes ostenten, a partir de ahora, las máximas responsables en las cofradías.

En una nota remitida a las corporaciones desde la delegación diocesana correspondiente, se espera que los fieles con cargos de responsabilidad “cuenten con una formación teológica básica que les permita dar razón de su fe en medio del mundo”. Esta tarea recaerá en los directores espirituales de las sedes canónicas cofrades y contará con una prueba de adquisición de conocimientos que habrán de superar.

La medida inicial, que obligaba a hermanos mayores y tenientes a realizar el curso básico de Formación Teológica que el Obispado ofrece en sus distintas sedes diocesanas, no agradó a los cofrades que, en una reunión celebrada en la Agrupación de Cofradías, plantearon distintas medidas con las que alcanzar un proceso de maduración de la fe con exigencias menores. Dichas ideas fueron trasladadas a los responsables diocesanos, que ahora flexibilizan la medida.

Para ello, se establecerá el método ordinario, a través de las Escuelas Teológicas o la carrera de Teología, que el Obispado imparte, y una vía extraordinaria, que traslada la formación a las parroquias y deja en manos de los directores espirituales de cada hermandad la vía para preparar a quienes deseen obtener esta formación teológica, sean candidatos a hermano mayor o no.

Una prueba verificará los contenidos alcanzados

En cualquiera de las opciones elegidas, el Obispado verificará “que han alcanzado los contenidos mínimos” en cada una de las tres partes en que se divide el proceso: La profesión de fe, La celebración del misterio cristiano y La vida en Cristo. Serán las agrupaciones de cofradías de la provincia quienes se encarguen de acoger dichos exámenes, según indica la nota diocesana.

Este procedimiento será obligatorio para aquellas personas que deseen presentarse a los cargos de hermano mayor y teniente hermano mayor a partir del 1 de julio de 2024. Antes, la acreditación de estar cursando dichos estudios será suficiente para poder acceder a ocupar los dos primeros puestos en las listas electorales de las corporaciones. Actualmente no existe ningún requisito formativo, si bien los criterios de edad, antigüedad y estar bautizado son obligatorios.

Desde la delegación diocesana de Hermandades y Cofradías indicaron igualmente que las reuniones comenzarán en el mes de octubre entre los responsables del Obispado y los directores espirituales a este respecto y de cara a “profundizar en las Normas Diocesanas para la organización y actividad” de las corporaciones de Pasión y Gloria, que desde junio cuentan con sus estatutos derogados para establecer una normativa común.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios