Vivir

Cena a cuatro manos de Celia Jiménez y Diego René en el restaurante Beluga de Málaga

Al fondo de la mesa, de pie, Diego René y Celia Jiménez.

Al fondo de la mesa, de pie, Diego René y Celia Jiménez. / M. H.

Miembros del Grupo GastroArte, colectivo de cocineros de Andalucía dirigido por el historiador Fernando Rueda, con la colaboración del Club Gastronómico Kilómetro Cero, organizaron en al corazón de la capital malagueña un evento gastronómico para el recuerdo. El pasado martes, 22 de junio, tuvo lugar en el Restaurante Beluga de Málaga, ubicado en la Plaza de las Flores, una cena a cuatro manos preparada por los chefs Celia Jiménez (una estrella Michelín) y Diego René, de Beluga.

Celia Jiménez es la primera mujer andaluza en conseguir una estrella Michelín, siendo en aquel entonces jefa de cocina del restaurante El Lago (Marbella) en 2005. Esta reconocida chef aplica técnicas innovadoras a los productos locales sin que éstos pierdan en modo alguno sus esencias.

Jiménez fue jefa de cocina de El Lago desde agosto de 2004 hasta abril de 2008. Desde esta fecha hasta julio de 2014, formó parte del equipo de Bodegas Campos (Córdoba), como responsable del Departamento de I+D y directora del Departamento de Cocina de la Escuela de Hostelería de Córdoba. La chef cordobesa también estuvo a cargo de la Dirección Técnica de Cocina de la Cátedra de Gastronomía de Andalucía. En 2015 abrió las puertas de Celia Jiménez Restaurante, en Córdoba, que ha sido galardonado con un Sol Repsol.

Primer plato. Primer plato.

Primer plato.

La cena que se sirvió este martes tuvo como primer plato gamba blanca, picadillo cordobés y emulsión de aguacate y hierbas, seguido de espárragos blancos, caldo corto de rodaballo y huevas de arenque.

Como tercer servicio, róbalo adobado y frito en AOVE, continuando con tartar de presa ibérica de bellota, yema curada en oloroso y encurtidos en vinagre y, por último, antes del postre, la costilla de vaca, demiglass de garbanzos y boniato al caramelo. El postre consistió en arroz con leche, frambuesa y trufa de verano. Los vinos que se sirvieron fueron de Huerta Albalá y Marqués de Villalúa, blancos, rosados y tintos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios