Fiesta del terror Un Halloween pasado por agua

  • Los pocos que celebraron en la calle la noche más terrorífica lo hicieron con paraguas y chubasquero

  • Casi todas las actividades se trasladan a mañana

Una mujer celebrando anoche Halloween en Málaga, con su paraguas. Una mujer celebrando anoche Halloween en Málaga, con su paraguas.

Una mujer celebrando anoche Halloween en Málaga, con su paraguas. / Javier Albiñana (Málaga)

Poco terror y mucha lluvia. Es el balance que se puede hacer de esta pasada noche de Halloween, cuando los escasos malagueños que se armaron de valor para pisar la calle tuvieron que incorporar a su disfraz el paraguas, el chubasquero y las botas de agua. Pocas máscaras salieron a pasear ayer, y las que lo hicieron tuvieron que optar por refugiarse en algún local.

En mitad de una calle Larios desierta como nunca se ha visto un Halloween en Málaga, la familia Rodríguez al completo, desde la abuela a los nietos, fue uno de los pocos grupos de valientes que no dejaron que la alerta por lluvia les estropease la que dice ser la noche más terrorífica del año.

Una pareja con máscaras, chubasquero y paraguas. Una pareja con máscaras, chubasquero y paraguas.

Una pareja con máscaras, chubasquero y paraguas. / Javier Albiñana (Málaga)

Cada uno con un disfraz (la muerte, la novia cadáver, personajes de Walking Dead, esqueleto...), y sin renunciar ni al maquillaje terrorífico, se tomaron el asunto con muy buen humor: “El maquillaje no se cae con la lluvia, es permanente, nos dura de un año para otro”.

“Venimos con una buena actitud, y si el viernes hay marcha, volveremos”, añadieron. “Aquí tengo el libro de las auditorías de las cuentas de la Junta de Andalucía”, dijo uno de ellos, caracterizado como la muerte, mientras mostraba un cuaderno negro con una calavera en la portada.

La familia Rodríguez, ayer en la plaza de la Costitución. La familia Rodríguez, ayer en la plaza de la Costitución.

La familia Rodríguez, ayer en la plaza de la Costitución. / Javier Albiñana (Málaga)

En la plaza de la Constitución, protegido de la lluvia bajo el puente del Pasaje de Chinitas, estaba Alejandro con su mujer y su hija. “Teníamos previsto una cena con unos amigos, pero la gente ha decidido no bajar”, lamentó.

La alerta por lluvia obligó cancelar planes y a quedarse en casa a la mayoría de la gente

Pese a la lluvia, él y su familia, que desde hace años no se pierden un Halloween, no quisieron romper con lo que ya es una tradición y “aunque estábamos en casa muy tranquilitos, como teníamos las máscaras nos hemos puesto las botas de agua y los chubasqueros y hemos venido”. “A hacernos por lo menos la foto y tener el recuerdo”, explicó. Por suerte, dijo, las máscaras eran de goma “y podemos pasear tranquilamente”. “Si hubieran sido de cartón como otros años nos habríamos acabado hechos una sopa”, apostilló.

Un grupo de amigos en la noche de Halloween, ayer en la capital. Un grupo de amigos en la noche de Halloween, ayer en la capital.

Un grupo de amigos en la noche de Halloween, ayer en la capital. / Javier Albiñana (Málaga)

De todas formas, según comentó Alejandro, el plan con sus amigos se había pospuesto para mañana viernes, día en que ya se espera buen tiempo y al que se han trasladado la mayoría de las actividades programadas en la capital para festejar Halloween, entre ellas, las rutas del terror de los distritos de Cruz de Humilladero, Puerto de la Torre o Churriana.

También Muelle Uno aplazó a mañana su fiesta, en la que prometen “miedito del bueno” con más de una veintena de establecimientos que participarán este año en el ‘truco o trato’. En localidades como Estepona, Torremolinos, Benalmádena o Nerja, la lluvia también obligó a aplazar los planes de Halloween.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios