Vivir

Sus majestades ya se acercan

  • La Cabalgata concluirá con una ofrenda a un Belén viviente en la Catedral

  • La previsión de lluvia hará estar pendiente del tiempo hasta última hora

La concejala de Fiestas, Teresa Porras, y la directora de área, Ana González, junto al emisario de los Reyes Magos. La concejala de Fiestas, Teresa Porras, y la directora de área, Ana González, junto al emisario de los Reyes Magos.

La concejala de Fiestas, Teresa Porras, y la directora de área, Ana González, junto al emisario de los Reyes Magos. / m. h.

El colofón de las Navidades es pura magia. Para los niños, el día más esperado del año. Para muchos adultos, también. Sobre todo para aquellos que se dejan contagiar por la ilusión reflejada en las miles de pequeñas caras que no quieren perderse detalle de la llegada de los Reyes de Oriente. La estrella ya marca el camino y sus majestades están próximas. Pero será el 5 de enero cuando la tradicional Cabalgata llene el centro de la capital malagueña, al tiempo que lo hace en el resto de municipios de la provincia. Eso sí, las previsiones meteorológicas anuncian lluvia y la comitiva tendrá que estar pendiente del tiempo hasta el último momento.

Si todo sigue el plan marcado, mañana jueves Melchor, Gaspar y Baltasar pasarán la noche en la Alcazaba para descansar del largo viaje realizado. De allí partirán el viernes a las 17:00 hacia el Ayuntamiento. Lo harán en un recorrido a pie acompañados por sus pajes y guardia por travesía Pintor Nogales. "El año pasado la afluencia de gente en la calle Alcazabilla fue tanta que se tardó una hora en hacer el recorrido", explicó ayer la concejala de Fiestas, Teresa Porras. Una vez en la Casona del Parque y tras la recepción de las autoridades, el alumno de 11 años del colegio La Goleta Jesús Miguel Pérez Amezcua, ganador el año pasado del Pregón Infantil de Semana Santa, leerá su carta a los Reyes de parte de todos los niños.

La carroza inaugural repartirá este año 400 kilos de caramelos sin gluten y sin azúcar

A las 18:00 tiene previsto comenzar un cortejo que este año cuenta con 14 carrozas, una más que el año pasado, la de la Fundación Luis Olivares, y más de una veintena de pasacalles. Durante el recorrido se repartirán cuatro millones de caramelos, unos 12.000 kilos. Como novedad, la cabalgata terminará con la ofrenda al Niño del oro, incienso y mirra en un Belén viviente instalado en la Catedral de Málaga gracias a la colaboración de la Agrupación de Cofradías. En torno a las 19:30 se instalará dicho Nacimiento a la espera de la llegada de los Magos de Oriente.

La fantasía será la encargada de abrir el recorrido con algunos de los personajes animados más queridos por los pequeños. La carroza del Rey León, la número uno, lanzará 400 kilos de caramelos sin gluten y sin azúcar. Luego llegará el bloque de la Natividad, con pajes, ángeles y pastores, para terminar con los cortejos reales acompañados por el ballet real Ángel Custodio de los Regalos y las bandas de cornetas y tambores de Fusionadas y Paso y Esperanza. Unas 1.600 personas participarán en este desfile de la ilusión, sin contar los servicios de Policía Local, Bomberos y Protección Civil.

En cuanto a la seguridad, se seguirá el protocolo establecido ya desde hace años. Cuatro policías custodiarán cada carroza, además de los voluntarios. "Pero la vigilancia más efectiva es la que ejercen los padres, tenemos que ser todos guardianes", comentó ayer la concejala Teresa Porras. Este año, tras su salida a concurso público por primera vez, la organización de la Cabalgata de Reyes corre a cargo de Espectáculos Mundo por un importe de más de 240.000 euros. "Ha sido el único adjudicatario que se ha presentado", agregó Porras.

El emisario de sus majestades quiso destacar que "además de ser la noche de la ilusión, los Reyes quieren que sirva para la reflexión, para acordarnos de esos niños que no tienen las mismas posibilidades y sufren a pesar de que la infancia no debería de hacerlo".

El itinerario de la Cabalgata engloba las calles Cervantes, plaza del General Torrijos, Paseo del Parque, plaza de la Marina, Alameda Principal, Puerta del Mar, Atarazanas, Plaza de Arriola, Pasillo de Santa Isabel, Carretería, Álamos y plaza de la Merced. En cuanto a las carrozas, desde la pasada edición llevan adosadas al perímetro unas balizas de seguridad y habrá menores que porten una pulsera identificativa. "Va a ser una cabalgata preciosa, espectacular, estamos seguros", concluyó el emisario real. Pero antes habrá que mirar al cielo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios