ahorro doméstico

La temida vuelta al cole

  • Las tiendas de segunda mano, compras por internet o adquirir los materiales necesarios con antelación, algunos de los trucos para ahorrar

El final del verano, como decía la canción, va acercándose -aunque aún quedan los plácidos días de septiembre para los veraneantes pacientes- y el bolsillo se va vaciando. A los excesos cometidos en chiringuitos, restaurantes, mercadillos y alguna que otra tienda, se une para las familias con niños en edad escolar la verdadera cuesta de enero en septiembre: la vuelta al colegio.

Por mucho que se quieran aprovechar uniformes (si es el caso) o la ropa de batalla, los niños, irremediablemente, crecen y llega ese temido momento en que los zapatos aprietan, el chaleco se transforma en una moderna rebeca con las mangas a medio brazo, los pantalones quedan tobilleros y las faldas suben hasta mitad de la pierna.

Hasta 350 euros menos si se compra parte del material en tiendas de segunda mano

A esto hay que sumarle lápices, colores, escuadras y cartabones que parecen de usar y tirar y cuadernos con sus correspondientes indicaciones: dos de dos rayas, uno de cuadritos, con márgenes o sin ellos. Y, para completar, los gastos de comedor, extraescolares y, en algunos casos, el transporte.

Una lista de la compra que hace temblar todas las economías desde que aparece el primer anuncio que recuerda que los días de madrugar y de acarrear mochilas están cada vez más cerca.

Según un estudio elaborado por Privalia, más de la mitad del presupuesto familiar para el comienzo del curso escolar se va en ropa, calzado y material escolar. No es de extrañar que esta misma encuesta señale que es en estos productos donde las familias tratan de buscar más alternativas para conseguir ahorrar. Tanto es así que la ropa (83%), el calzado (79%), el material deportivo (57%) y el escolar (43%) sean los productos más demandados en tiendas digitales durante esta campaña. Para enfrentarse a este desembolso, mejor coger lápiz y papel y hacer un presupuesto previo, repasar el material escolar que se puede aprovechar del año anterior, y ponerse manos a la obra.

Una de las opciones, que suelen llevar a cabo cada vez más centros a través de las asociaciones de padres, es la venta de artículos de segunda mano. Según el estudio realizado por la compañía www.tablondeanuncios.com, una familia puede ahorrarse hasta 350 euros por niño si compra parte de este material escolar de segunda mano. El grueso de este ahorro lo componen uniformes, mochilas o material accesorio como libros de lectura, reglas o el consabido compás. Además de las páginas de compraventa de internet, los colegios y asociaciones de padres suelen organizar este tipo de mercadillos de segunda mano en los primeros días del curso o días antes del comienzo de las clases.

Si se escoge la opción de comprar a través de las webs especializadas en objetos de segunda mano, existen una serie de recomendaciones. La primera es intentar que la transacción sea siempre en mano, buscando el material cerca del lugar de residencia. La red no conoce fronteras y comprar un juego de compás no sale muy económico si el vendedor está en un lugar remoto como China. Es conveniente poder conversar directamente con la persona, así que si no está dispuesto a dejar un número de teléfono donde localizarle, mejor probar otro. Por supuesto, antes de quedar para cerrar la transacción comercial lo ideal es conocer el estado del producto a través de las fotos.

Junto con las ventas por internet, las marcas más económicas son las protagonistas del trasiego económico que supone volver a los libros. Además, realizar las compras con antelación puede ayudar a recortar los 400 euros por niño que según el portal idealo.es, uno de los comparadores de precios más seguidos de Europa, supone la cuesta de septiembre. La misma plataforma señala que esta previsión lleva a ahorrar casi un 24% en la lista de la compra, sobre todo en lo referido al calzado infantil.

Otra de las opciones para quienes no puedan hacer estas compras con tanto tiempo es comparar precios en diferentes establecimientos, porque hay diferencias totales de hasta 80 euros, según el portal de comparación de precios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios