El aforo de aceite más polémico de los últimos años

  • Las cifras de la Consejería de Agricultura apuntan a 1.312.000 toneladas de aceite, lo que supondría recuperar la producción.

Los datos de aforo de la futura cosecha de olivar para la campaña que se iniciará oficialmente el mes de diciembre que ha adelantado la Junta de Andalucía han provocado una marejada en el sector olivarero andaluz. El adelanto de la Consejería de Agricultura prevé un aumento de un 32% en la producción de aceite de oliva que la media de las últimas cinco campañas.

En una de sus primeras visitas como consejera de Agricultura, Elena Víboras, a la provincia de Jaén, desde que desempeña este cargo, anunció la previsión por parte de la Junta de una cosecha de 6.241.631 toneladas de aceituna de almazara y la producción de 1.312.244 toneladas de aceite de oliva. Esto supone el regreso a unas cifras "normales" después de que la última campaña se caracterizara por ser "excepcionalmente mala" con un descenso del 60% de la producción respecto a la anterior sobre todo por causas meteorológicas.

La cosecha de la última campaña fue la segunda más corta de la serie histórica de los aforos , sólo superada por la de 1995/1996 en la que una prolongada sequía provocó una bajada drástica de la producción de aceituna. En cuanto a las previsiones nacionales para esta próxima campaña, la Junta espera 1.611.026 toneladas de aceite de oliva (el Ministerio las baja a 1.536.400), que se sumarían a las 302.663 toneladas existentes en el enlace de campañas, mientras que en el mundo se estiman tres millones de toneladas, según el Comité Oleícola Internacional (COI).

El sector pide prudencia

Estas previsiones de la Junta, que de hecho suponen prácticamente duplicar el aforo de la campaña que ahora acaba, han sido calificadas inmediatamente por el sector olivarero como "muy optimistas". Representantes del sector del olivar y el aceite de oliva han coincidido en asegurar, tras conocer los datos del aforo que habrá una mayor producción, pero que el aceite disponible en el mercados será menor debido a la reducción del enlace de cosecha.

El director gerente de Faeca y presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Rafael Sánchez de Puerta, se mostraba sorprendido tras conocer las estimaciones de producción para Andalucía, que superan las 1,3 millones de toneladas, ya que según los datos de la propia asociación se calculan 100.000 toneladas menos. Según Sánchez de Puerta, estos datos llegan en un momento difícil para el sector, que parte de un enlace de campaña 400.000 toneladas inferior a la anterior y tendrá que esperar al inicio de la cosecha para poder tener aceite.

"Demasiado optimista" también parece la previsión de los técnicos de la Junta a la organización agraria COAG, que avisa de menores rendimientos y de que se ha detectado un importante retraso fenológico del fruto, debido a las abundantes lluvias de la primavera, que retrasaron la floración, y a la escasez de precipitaciones de este otoño.

Por su parte el gerente y portavoz de Asaja-Jaén, Luis Carlos Valero, aseguraba que hay que "poner en cuarentena" los datos facilitados porque son bastantes altos y pueden hacer daño en el mercado. Valero insistía en que a nivel internacional va a haber escasez de aceite y que "si somos inteligentes" se podrá sujetar la bajada de precios que se podría producir por la noticia del aumento de producción en España.

Más duramente se ha pronunciado Infaoliva, patronal de almazaras industriales, que denuncia que las cifras de la Junta anticipan el desplome de los precios, que podrían prolongarse incluso, según advierte, hasta junio de 2014. Los operadores aprovecharán ahora "para comprar barato" alegando que la oferta cubrirá de sobra la demanda, advierten.

Los industriales consideran que "en un mercado extremadamente sensible como el del aceite de oliva las cifras oficiales aportadas por la consejera Elena Víboras perjudicarán especialmente a los productores ya que dichos datos" serán aprovechados por otros operadores del mercado para comprar barato con el pretexto de la supuesta gran cosecha.

Y todo, pese a que los stocks en las almazaras apenas llegan a 199.700 toneladas a nivel nacional, un 40% menos respecto a la media de los cuatro últimos ejercicios, si bien las envasadoras, refinerías y operadores atesoran otras 102.800 toneladas en sus almacenes. La consejera Elena Víboras se mostraba sorprendida al conocer estas opiniones y respondía que el aforo se había hecho con "rigor y seriedad". De esta manera rechazaba las dudas que planteaba el sector.

No es la primera vez que un consejero de la Junta ve cuestionado el aforo o la interpretación del mismo, sobre todo por las repercusiones que estos datos pueden tener sobre mercados y precios. Varios consejeros de gobiernos anteriores han padecido críticas por parte del sector, sobre todo cuando se han hecho públicos datos de grandes cosechas, por el efecto que esto puede provocar, antes de confirmarse, en los precios y las operaciones de mercado.

Preguntada la consejera por un posible hundimiento de precios ante las perspectivas de la nueva campaña, Víboras se ha referido a la disposición de la Junta para, junto al resto de agentes implicados, trabajar para intentar mantener el precio "en un arco de rentabilidad", sobre todo tras varias campañas en que los precios al agricultor apenas han cubierto los costes de cultivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios