El Galeón Andalucía realiza en Taiwán su primera escala de regreso a España

  • El barco tuvo que alterar su ruta en el estrecho de Formosa por un tifón

El Galeón Andalucía ha culminado este viernes su primera etapa de navegación en el tornaviaje a España arribando al puerto de Keelung, a treinta millas de Taipei, la capital de Taiwán, tras verse obligado a cambiar su itinerario en su travesía del estrecho de Formosa, ante la cercanía del tifón Fanap.

Una vez en puerto, autoridades locales y público en general no quisieron perderse la llegada histórica del barco a su costa, que lo ha recibido con una "calurosa bienvenida".

En este sentido, dado el "significado y éxito" del encuentro, en los dos primeros días atracados el navío andaluz ha recibido ya a bordo a cientos de visitantes, según ha explicado en una nota la Fundación Nao Victoria.

Pero el recibimiento a la embarcación que llevará la bandera de Andalucía por todos los puertos en su vuelta hacia Sevilla, comenzó unas cinco millas antes del atraque, con la estampa del litoral escarpado y frondoso por el costado de babor, cuando una barcaza con indígenas locales, los Shakiraya, y periodistas a bordo navegaron durante una hora junto al Galeón. En ese momento, y mediante megafonía, los anfitriones recordaban que hacía 300 años que un galeón español no recalaba en sus aguas, y amenizaron con cánticos folclóricos al tiempo que la marinería izaba las pesadas vergas de las velas mayor y trinquete.

Así, navegando rumbo al Sur, el navío ha cubierto la primera escala desde que zarpase el pasado martes de la ciudad china de Shanghai, donde ha pasado el verano representando a la comunidad andaluza en la Expo Internacional.

Tras un atraque nocturno en el que el Galeón ha quedado clavado e internado entre las luces y el bullicio de esta ciudad portuaria, el público recibía a la tripulación con flores y manjares de la tierra y la prensa asistente no perdía la oportunidad de inmortalizar esta gesta.

Desde primera hora de este sábado, el goteo de visitas y ciudadanos apostados en el muelle ha sido continuo, como manda el carácter curioso y abierto de los taiwaneses. En este sentido, el director de la expedición, Ignacio Fernández Vial, ha recibido al vicecanciller español en Taiwán, Rafael Comenasa, quien acompañado por su familia se interesó por la construcción del barco y su recorrido.

Periplo de cinco meses

Asimismo, el primer oficial, Manuel Murube, ha recibido a la Cámara de Comercio de España en Taiwán, con su presidenta a la cabeza, Victoria Li, y al director del puerto de Keelung, Wang, con quienes intercambiaron sendos regalos conmemorativos del paso histórico del galeón por la isla oriental. Ambos se mostraron "muy felices de recibir al Andalucía" y desearon un buen trayecto de vuelta a España, un periplo de al menos cinco meses de duración en los que el Galeón de la Fundación Nao Victoria seguirá ejerciendo de embajador andaluz en cada una de sus paradas.

Por su parte, Murube se ha mostrado "muy satisfecho de las condiciones de navegación que brinda el Galeón", y ha agradecido a las autoridades "el recibimiento tan afectuoso". Durante su explicación del proyecto y la emulación de la navegación antigua, destacó "la vida espartana que los marinos de la época llevaban y que nosotros revivimos en cierta medida, y la fuerza humana que empleamos para maniobrar con las velas cuadradas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios