Nueva vida en Alemania para 11 enfermeros

Emigran porque 10 están en paro y uno únicamente trabaja al 50% de la jornada

Leonor García | Actualizado 12.12.2013 - 19:50
Share
 Año nuevo, vida nueva: en otro país y hablando otro idioma. Ese es el camino que en enero emprenden 11 enfermeros malagueños que emigran a Alemania. El esfuerzo tiene su razón. De los 11, diez están en paro y el único que está trabajando tiene un contrato al 50% de la jornada en un centro privado. Nueve están solteros y dos casados. De estos, uno tiene una hija de ocho años. Es Miguel Ángel Puya. "Tengo 31 años, he trabajado en el Hospital Costa del Sol, en el Clínico y en USP. Solo tengo empleo en verano y en Navidades. Yo he tenido que volver a casa de mis padres y mi mujer con la niña, a la de los suyos. Necesitamos una estabilidad", explica. Ella es camarera y también está parada. "Si nos va bien, pensamos quedarnos en Alemania", adelantaba Miguel.

La suya era solo una de las historias. David Soler, otro de los enfermeros que emigra, resumió esta mañana la situación del grupo: "Todos estamos parados o con poco trabajo a lo largo del año. Tenemos que hacer un esfuerzo para tener una estabilidad que aquí no logramos. Con los contratos al 75% en la sanidad pública, los sueldos rondan los 1.000 euros. Entre el paro y los sueldos, tenemos que emigrar".

El contingente –al que se suman otros ocho enfermeros de Cádiz– es el resultado de un convenio entre la Cámara de Comercio de Málaga y la empresa Destino Lengua, bajo el que ya han emigrado otros 32 profesionales a Munich.

Se van con un contrato indefinido, con un mínimo de estancia de dos años. Tienen dos opciones: trabajar a través de una empresa de trabajo temporal que les cubre casa, transporte y les abona unos mil euros mensuales o directamente con un hospital, en cuyo caso percibirán entre 1.500 y 1.700 euros.

Los requisitos para acceder a esta posibilidad de empleo es estar diplomado en Enfermería y no tener más de 35 años. El grupo ha recibido en los últimos tres meses un curso intensivo de alemán en la Cámara de Comercio. Los enfermeros han adquirido un nivel de A-2 a B1 de ese idioma. David ha explicado que en cinco meses adquieren los conocimientos idiomáticos que normalmente se logran en cinco años. Cuando lleguen a Alemania, dispondrán de casas equipadas que compartirán en grupos de tres a cinco. Allí tendrán que continuar su formación intensiva de alemán hasta alcanzar el nivel B-2. La directora de Destino Lengua, Elke Kooy, ha aclarado que tanto la formación en el idioma como el viaje son gratuitos.

Según las previsiones, el grupo comenzará a trabajar en torno a abril. En noviembre, empezó la formación idiomática otro contingente que emigrará en marzo. En febrero se inicia la quinta promoción, para la que aún quedan plazas libres. Alemania necesita unos 3.000 enfermeros. "Y los enfermeros españoles son muy apreciados por su formación", ha dicho Kooy.

Cristina España también emigra:"Llevaba un año y medio sin ejercer de enfermera. Ya estaba desesperada. Me voy. Mi vida está cambiando, positivamente".
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
Concurso

Consigue una cámara fotográfica

Envíanos tus fotografías de los últimos diez años de Feria y gana un fantástico premio.

PUBLICIDAD