Catalina: "Puedo sentir a mi bebé"

Tras asistir a la boda de unos amigos el pasado fin de semana, la duquesa de Cambridge ha retomado su agenda de actos en los que ya luce su silueta premamá.

G. Amil | Actualizado 06.03.2013 - 09:43
zoom

La duquesa de Cambridge. / Efe

Share
Tras superar las molestias de las primeras semanas de embarazo, al fin se puede afirmar que la princesa Catalina ya disfruta de la dulce espera. La esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra está radiante, más bella que nunca gracias a su embarazo que ya luce con su habitual elegancia. Los duques de Cambridge acudieron el pasado fin de semana a la boda de unos buenos amigos, el jugador de polo Mark Tomlinson y la medallista olímpica Laura Bechtolsheimer, celebrada en Suiza, junto al príncipe Harry en la que se mostraron de lo más acaramelados. A pesar de las bajas temperaturas, la princesa presumió de figura premamá con un refinado vestido en tonos tierra que combinó con un abrigo color crema, sombrero marrón chocolate y guantes del mismo tono. El joven matrimonio compartió con el resto de los invitados su felicidad ante el nacimiento de su primer bebé, del que aún no se ha desvelado el sexo y que llegará al mundo el próximo mes de julio.

Tras el enlace, la duquesa ha seguido con los compromisos de su apretada agenda de actos oficial, que retomó el pasado 19 de febrero con la visita a un centro de mujeres. Catalina, mucho más guapa gracias a los kilos de más que ha cogido durante su estado de gestación, viajó ayer hasta la localidad de Grimsby, donde realizó una visita al Centro del Patrimonio Nacional de la Pesca y donde recibió el calor de la gente que la esperó a pesar de su retraso de más de una hora por culpa de la intensa niebla que impidió al helicóptero privado despegar a la hora prevista. A los allí presentes les sorprendió la abultada barriguita de la princesa, que lució un abrigo con cinturón bajo el pecho que aún realzaba más su nueva figura. Para la ocasión, Catalina no arriesgó y optó por un look muy de su estilo con abrigo marrón de la firma Hobbs que complementó con altos tacones que dieron un toque de estilo y glamour a su modelito.
Como es habitual en sus múltiples apariciones públicas, Catalina se mostró muy cercana con los ciudadanos que se acercaron hasta el Centro del Patrimonio Nacional de la Pesca para saludarla. La anécdota de la jornada la puso un grupo de personas que le preguntaron a la princesa: "¿Cómo está el bebé? ¿Nota cómo se mueve?. A lo que ésta respondió con una enorme sonrisa: "Está bien. Y sí, ya puedo sentirlo. Se mueve mucho".

La duquesa de Cambridge también tuvo oportunidad de demostrar su amor por los más pequeños al acercarse a una niña y recibir de ésta un bonito ramos de flores. Ambas charlaron animadamente durante un buen rato dejando una estampa de lo más tierna. "Es muy guapa y simpática", comentó la pequeña admiradora tras su espontáneo encuentro con la princesa. Será el próximo verano cuando el primogénito de los duques de Cambridge llegue al mundo. Aún quedan unos meses para disfrutar de esta dulce y relajada espera.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Moda flamenca 2014

Las galerías de todos los desfiles

PUBLICIDAD