Buenas razones para creer

  • El Madrid recupera la ilusión con la motivación extra de Cristiano Ronaldo y la explosión de Bale Benzema completa un tridente demoledor en ataque

El Real Madrid encontró dos razones para creer en un futuro mejor: el insaciable Cristiano Ronaldo y el mejorado Gareth Bale. El portugués firmó un hat-trick el miércoles en el triunfo blanco por 7-3 ante el Sevilla, mientras que el galés hizo su mejor actuación desde que fichó por el Real Madrid al marcar dos goles y dar otras dos asistencias. Además, Karim Benzema se redimió con otro doblete.

Por primera vez jugó de inicio el tridente formado por Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema, la delantera más cara del mundo. El Real Madrid invirtió en ellos una suma global superior a los 220 millones de euros y hasta ahora no pudo lucirla. Una vez juntos, el equipo blanco fue una catarata de goles.

El Real Madrid vivió ante el Sevilla el tipo de partido que necesitaba después de la decepción del clásico, en el que perdió 2-1 ante el Barcelona después de ofrecer un perfil muy defensivo durante buena parte del encuentro. Esta vez se pasó al extremo contrario y regaló en defensa, aunque sus prestaciones en ataque compensaran sobradamente sus desajustes en la zaga.

No extrañó el comportamiento de Cristiano Ronaldo. Motivado de por sí en cada encuentro, el portugués encontró un aliciente extra en las burlas del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que lo calificó de "comandante" e intentó imitarlo desfilando. El portugués le dedicó el primer gol de penal saludando al estilo militar.

Más noticiosa fue la actuación de Bale. El galés pareció liberado de tanta carga y noticias extradeportivas. Recordó al de sus mejores tiempos en el Tottenham y en el palco del Santiago Bernabéu se vio sonreír al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, que pagó más de 90 millones de euros por su contratación.

"Un deslumbrante Bale deleita al jefe Ancelotti", celebraba ayer la BBC británica. Bale llegó al Real Madrid sin pretemporada y luego la prensa habló de una hernia que supuestamente podría mermar su carrera deportiva. Ante el Sevilla el galés encontró lo que necesitaba: una sobredosis de confianza.

Queda el caso Benzema, un jugador que rompió una racha de más de 500 minutos sin marcar con el Real Madrid y recuperó la autoestima después de un mes recibiendo abucheos de la hinchada del Santiago Bernabéu, siempre muy crítica con el galo. A seis puntos del líder de la tabla, el Barcelona, el ataque blanco da a su afición motivos para creer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios