Javi Hervás puede aceptar hoy su futuro contrato

  • Su representante prevé transmitirle la oferta blanquiazul: cinco años a partir de 2013

El Málaga movió ficha rápidamente para evitar que el interés por Javi Hervás se convierta en una subasta. Retocó la propuesta extendida al Córdoba y la modificó para que fuera prácticamente irrechazable. En un principio, suficiente para que el club verdiblanco le dé luz verde. Hace falta escuchar la versión del futbolista para finiquitar la operación. Hoy su agente, Rafita, le dará pelos y señales. Ayer, lógicamente, el encuentro de Copa contra el Espanyol debía copar toda su atención. Así que hoy mismo puede quedar todo enjaretado a expensas del papel.

El representante le desgranará una propuesta que es bastante del agrado del Córdoba. Para empezar, porque el centrocampista de 22 años se quedaría en El Arcángel hasta el verano de 2013, fecha en la que expira su contrato (igual que hizo el Málaga con Buonanotte, aunque éste por sólo seis meses). En torno al millón y medio de euros, además de un porcentaje en caso de hipotético traspaso de futuro es lo que ingresaría el tenedor de sus derechos. Luego se incorporaría a la entidad para los próximos cinco años. No se quedarían ahí los parabienes para los cordobeses, quienes también disfrutarían de la cesión de Portillo hasta junio (hoy por fin se hará oficial) y tendrían acceso privilegiado a los descartes de Manuel Pellegrini a finales de temporada. Pensando en un futuro en la Liga BBVA si es que confirman su buena evolución, tendrían acceso a un mercado de jugadores experimentados y a buen precio.

Falta que Javi Hervás lo selle. O lo convierta en papel mojado. Porque el Sevilla todavía no ha dicho su última palabra. Está al tanto de los movimientos por las continuas conversaciones del agente del jugador con representantes del club de Nervión. No han trasladado todavía su proposición, aunque puede que lleguen tarde.

En estas, el jugador fue suplente anoche en el Córdoba-Espanyol de ida de los octavos de final de Copa del Rey. Porque Paco Jémez lo vio descentrado o por dosificarlo para la visita del Girona en Liga. No obstante, ingresó en la cancha en el minuto 75, en medio de una gran ovación de El Arcángel. Apenas entró en juego, pero su entrada coincidió con los minutos de la remontada local (2-1).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios