El milagro de Bea Puertas

  • La joven central ya entrena tras romperse el cruzado hace cuatro meses

El pasado 4 de octubre Bea Puertas se rompió el ligamento anterior cruzado durante el transcurso del encuentro de esta temporada que el Clínicas Rincón jugó en Elche. En ese momento, los partes médicos afirmaban que la joven central del conjunto malagueño iba a ser baja para el resto de la temporada, pero a veces esos partes fallan. El pasado lunes el club informó a través de las redes sociales que Bea Puertas había vuelto a entrenar a las órdenes de Diego Carrasco, lo que sin duda significa una gran noticia, ya que en tan sólo cuatro meses, dos antes de lo habitual, ha logrado recuperarse de una de las lesiones más graves que puede sufrir un deportista.

A pesar del hecho de que se haya incorporado a los entrenamientos, todos en el seno del conjunto malagueño de División de Honor son cautos en cuanto al papel de Bea en el equipo. "Yo también estoy muy sorprendida porque conozco mucha gente de este deporte con esta lesión y no ha ido tan rápido. Estaba sorprendida y tenía miedo porque pensaba que todo iba demasiado rápido, pero mi traumatólogo me ha dicho que voy muy bien de plazos, que hay gente que se recupera antes, ya que cada cuerpo es distinto. Estoy muy contenta", explicaba la propia jugadora en declaraciones que realizó ayer en Metroradio.

En ese sentido, Bea comentó que "el lunes fue el primer entrenamiento que realice con el equipo tras la lesión. Diego tiene más miedo que yo, yo voy más segura, no pienso mucho las cosas porque es verdad que no tengo ninguna molestia. Me siento segura de mí misma porque la rodilla me responde muy bien", aunque también explicó que aún no se ha puesto un plazo para volver a la competición, ya que "a la ahora de fintar o defender voy muy lenta, la rodilla aún no me da".

Además de las declaraciones de la fuengiroleña, Diego Carrasco también quiso comentar en primera persona sus impresiones sobre la rápida recuperación que ha tenido la central, asegurando que "el lunes estuvo entrenando. Es cierto que yo tengo que ser frío más que nadie y soy el primero que estoy loco porque llegue y vuelva al equipo, pero ella tiene una ansiedad y unas ganas de jugar que pronto nos va a aportar mucho, pero todavía le queda". El entrenador del Clínicas Rincón también insistió en que "ella tiene que ir poco a poco. El lunes la tuve que parar y sacarla del entrenamiento porque Bea con la edad que tiene se come el mundo. Si queremos tenerla bien en los momentos y partidos adecuados, que son los de nuestra liga, tengo que controlarla porque se puede volver a romper y esa no es la idea".

Esta temprana recuperación no sólo abre la posibilidad de que pueda volver a la competición en unos meses, si no que es posible que, si todo sigue según lo previsto, Bea Puertas pueda acudir al Campeonato de Europa de balonmano Junior que se disputará en Valencia a partir del 23 de julio. "Ojalá pueda ir, aunque no depende de mí sólo", explicó sobre esa posibilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios