BBVA dice que la recesión "ha tocado fondo en 2013" y que España no destruirá empleo en 2014

  • Advierte de que cumplir el objetivo de déficit del 6,5% exigirá una aceleración del ajuste fiscal en el último trimestre del año.

La recesión de la economía española "ha tocado fondo en 2013", tras registrar un crecimiento del 0,1% en el tercer trimestre, según las estimaciones de BBVA Research, que prevé que durante el cuarto trimestre de este año el PIB aumente un 0,3%. En su último informe sobre Situación España, la entidad financiera indica que, a pesar del crecimiento intertrimestral en la última parte del año, en el conjunto de 2013 el PIB caerá un 1,3%, una décima menos que la previsión de hace tres meses, y para 2014 mantiene en el 0,9% la estimación de crecimiento.

Según BBVA Research, durante los últimos tres meses del año la economía española ha continuado cosechando "los frutos" de las decisiones de política económica emprendidas a partir de 2012. En particular, se ha consolidado la relajación de las tensiones financieras, a pesar de la aparición de nuevos factores de riesgo, como la incertidumbre sobre el futuro de la política fiscal y monetaria en Estados Unidos.

En materia de empleo, subraya que si se mantiene la dinámica del mercado laboral observada hasta el tercer trimestre, el año 2013 cerraría con un retroceso de la ocupación del 3,1%, frente al 4,5% registrado en 2012. De esta forma, la tasa de paro aumentaría 1,3 puntos porcentuales, hasta el 26,3%, una décima más que la estimación anterior. BBVA Research destaca que la recuperación del crecimiento en 2014 y la mejora de la eficiencia del mercado de trabajo incluida en la reforma laboral provocarán un incremento de la ocupación del sector privado durante la segunda mitad del próximo ejercicio y, en consecuencia, asegura que la economía española no destruirá empleo en 2014.

La entidad financiera destaca que la contención de la volatilidad siguió contribuyendo a la normalización en la entrada de flujos de capital en España, junto con la disminución de las primas de riesgo. En este contexto, espera que la economía española continúe creciendo lo que queda de año, pero a un ritmo "insuficiente" para evitar una caída del PIB cercana al 1,3% en el conjunto del año. Así, subraya que la recesión ha tocado fondo este año, dando paso en 2014 a un "patrón clásico" de recuperación de la actividad, siendo las exportaciones las que adelantan los puntos de inflexión en la economía. "Tanto las ganancias de competitividad previo observadas, como el proceso de diversificación de destinos, aseguran que este crecimiento de las exportaciones será duradero", subraya.

BBVA Research indica que el incremento de la productividad y la moderación salarial han mejorado la situación de las empresas, lo que ha incrementado el excedente bruto de explotación. Esto último, añade, precede a aumentos en la inversión y, de hecho, la inversión en maquinaria y equipo habría sumado ya tres trimestres consecutivos de crecimiento.

El crédito se recuperará en 2014

La entidad financiera espera también que los flujos de crédito, al igual que la actividad económica, presenten una recuperación en 2014, lo que no impedirá que el stock de crédito siga disminuyendo por las mayores amortizaciones. En todo caso, el servicio de estudios de BBVA señala que la recuperación prevista en este escenario sigue estando supeditada a varios factores. Por un lado, al proceso de reformas estructurales y al ajuste fiscal, tanto en España como en Europa, en donde es fundamental reducir la actual "fragmentación financiera" mediante el proceso de unión bancaria en marcha.

En su opinión, hay factores que acompañaron a anteriores recuperaciones que difícilmente aportarán crecimiento durante los próximos trimestres, como la inversión en vivienda, de ahí que afirme que son necesarias "reformas ambiciosas" para consolidar la recuperación.

En cuanto al proceso de ajuste fiscal, BBVA Research espera que la consolidación fiscal drene crecimiento en 2014 en menor medida que este año, a pesar de que el ajuste estructural de las finanzas públicas sigue siendo notable, y advierte de que para reducir el déficit público a niveles cercanos al 6,5%, tal y como está previsto, deberá llevarse a cabo una aceleración del ajuste fiscal durante el último trimestre del año.

En este contexto, de cumplirse las previsiones de la entidad financiera, las administraciones españolas estarían registrando ya un superávit estructural primario en 2013, que se elevaría al 2% del PIB a finales de 2014, acumulando una corrección de 6,7 puntos porcentuales desde 2011. Además, subraya que el impacto de este esfuerzo fiscal podría ser compensado por dos factores: los tipos de interés que paga la deuda española han mejorado más de lo previsto y el Gobierno ha puesto un marcha un nuevo plan de pago a proveedores que significará una inyección de liquidez de algo menos del 1% del PIB. Esta medida, agrega, podría tener un impacto positivo sobre las perspectivas de crecimiento durante los próximos 12 meses de entre dos y tres décimas del PIB.

Por último, señala que las expectativas de inflación se mantienen ancladas claramente por debajo del 2%. Así, indica que tras el agotamiento del efecto base provocado por los cambios tributarios, el aumento de los precios regulados y el repunte de la energía, se espera que la inflación continúe en niveles reducidos, al menos en lo que resta de 2013 y en el primer semestre de 2014. En concreto, prevé que la inflación media se sitúe en torno al 1,5% en 2013 y al 1,1% en 2014, lo que contribuirá a que el diferencial medio de inflación respecto a la zona del euro se torne favorable a España en 2014.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios