España coloca 1.968 millones de deuda y sube ligeramente su interés

  • El Tesoro encadena tres emisiones consecutivas con mayores rendimientos.

El Tesoro Público adjudicó este martes 1.968,74 millones de euros en letras a tres y seis meses y subió ligeramente el interés de ambas denominaciones hasta niveles de diciembre de 2010, con lo que encadena así tres emisiones consecutivas con mayores rendimientos, según los datos del Banco de España.

De este modo, el Tesoro colocó 1.163 millones de euros en letras a tres meses con un interés marginal del 1,440 %, superior al 0,93 % de la anterior puja, y 805,74 millones a seis meses con una rentabilidad del 1,90 %, por encima del 1,38 % de la emisión celebrada en marzo. En diciembre de 2010, las letras a tres meses se colocaron con un interés marginal del 1,85 %, y las de seis meses, al 2,65 %.

La demanda de la subasta celebrada este martes, que en conjunto ha superado los 10.800 millones de euros, demuestra la buena disposición del mercado con la deuda pública española. En la anterior subasta de letras a 3 y 6 meses, que se celebró el pasado 22 de marzo, el Tesoro logró colocar 2.050 millones y redujo el interés marginal de ambas denominaciones a niveles de octubre de 2010.

Después de que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera a comienzos de mes subir los tipos de interés en la zona del euro -desde el 1 % al 1,25 %-, el Tesoro español ha celebrado tres emisiones de deuda con mayores intereses, después de haber llegado a encadenar cinco subastas en las que tuvo que pagar menos.

La decisión del BCE provocaba un repunte en la crisis de la deuda soberana de los países periféricos de la Unión Europea de la que España lograba colocarse relativamente al margen, manteniendo la rentabilidad de su bono a diez años en niveles similares a los Italia o Bélgica. Prueba de ello es su prima de riesgo país, que se mide con el diferencial entre dicho bono y el alemán, del mismo plazo.

La prima española se mantiene en torno a los 220 puntos básicos, frente a los más de 600 de la portuguesa, los cerca de 700 de la irlandesa y los más de 1.100 de la griega. Entre los factores que han contribuido a encarecer la financiación de España destacan las dudas sobre la salud de los bancos irlandeses, los reparos del nuevo Gobierno finlandés acerca del paquete de ayuda a Portugal y las novedades sobre la reestructuración de la deuda griega.

El economista jefe del BCE, Jürgen Stark, echaba el domingo más leña al fuego al comparar el efecto de la reestructuración de la deuda griega con la quiebra de Lehman Brothers.

El Tesoro español afrontará el próximo 5 de mayo su próxima emisión de deuda, en este caso de bonos a cinco años. Antes de eso, el viernes 29 hay anunciada una subasta de liquidez para entidades financieras creadoras de mercado y autorizadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios