Las agencias ven "una ligera mejoría" en las perspectivas del sector turístico

  • La Feaav valora la subida del 3,8% en ventas de junio que confirma la tendencia al alza, aunque alerta de la pérdida de empleo y de la necesidad de adoptar medidas

Las agencias de viajes ven en el aumento de un 3,8% de las ventas registrado en junio una "ligera mejora" dentro de las perspectivas del sector turístico en un momento de especial dificultad financiera, dato que se desmarca del volumen de negocio en la hostelería, que cayó un 0,3%, según los cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). La Federación Española de Agencias de Viajes (Feaav) valora que estas cifras muestran el mantenimiento de la tendencia alcista que ya se constató en mayo (+6,2%) y que en el periodo acumulado reflejan un incremento del 2,7%.

No obstante, a pesar de que se trata de un incremento "significativo", desde este organismo apuntaron ayer que este crecimiento debe considerarse "dentro de un contexto de aproximación del periodo estival, y por tanto, a las puertas de la temporada alta, por lo que habrá que esperar al final del verano para ver si esta tendencia se mantiene". En esta línea, la Feaav mostró su preocupación por la pérdida de empleos en el sector servicios el pasado junio, en concreto, un 1,1% menos que completa 24 meses de descensos consecutivos, y considera necesario "la adopción de medidas para frenarla".

De hecho, el número de trabajadores en agencias de viajes y tour operadores dados de alta en la Seguridad Social cayó un 6,5% en los siete primeros meses del año, hasta 54.989 afiliados, con respecto a hace un año, según datos del Instituto de Estudios Turísticos (IET). Sólo en julio, los afiliados a este subsector turístico se recortaron un 4,1%, aunque en Andalucía crecieron un 2%.

Aunque, de enero a julio, la afiliación al conjunto de las actividades vinculadas al sector turístico creció levemente, un 0,6%, hasta 1,93 millones de trabajadores. Para evitar el descenso en el empleo, la federación abogó por apostar por la ampliación de la oferta turística tradicional, ligada al sol y playa, pero dibujando al mismo tiempo "un escenario con cabida para el turismo de interior, tanto rural como cultural".

"Sólo cabe aunar esfuerzos para alcanzar, a través de la innovación y la adaptación a las nuevas circunstancias, la mayor rentabilidad y eficacia posibles", señala la Feaav, que ve en el comienzo de la temporada de otoño "una ocasión inmejorable" para analizar las actuaciones a emprender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios