El déficit público alcanzó el 8,51% del PIB el año pasado

  • La cifra, elevada por un saldo negativo del 2,94% en las CCAA, es 2,5 puntos superior a la prevista por el anterior gobierno. El desequilibrio andaluz es del 3,22%.

Comentarios 27

El importante desfase en el déficit previsto de las comunidades autónomas, de 1,6 puntos porcentuales en el cierre de 2011, es el principal responsable de que el conjunto de las administraciones públicas terminaran con un déficit del 8,51% del PIB, frente al 6% del objetivo de consolidación fiscal. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha informado este lunes en conferencia de prensa que estos datos han sido enviados esta tarde a la Unión Europea.

Las administraciones públicas tuvieron en su conjunto un déficit de 91.344 millones, mientras que el saldo negativo de las comunidades fue de 31.541 millones, el 2,94% del PIB. El déficit de Andalucía fue del 3,22%, lejos de las autonomías que registraron un mayor desvío, que fueron Castilla-La Mancha (7,30% del PIB), Extremadura (4,59%) y Murcia (4,33%). Las de menor desequilibrio fueron Madrid (1,13% del PIB), Galicia (1,61%) y Canarias (1,78%).

El Estado registró un déficit de 54.739 millones, el 5,1% del PIB, frente al 4,8% previsto y las administraciones de la seguridad social terminaron con un déficit de 995 millones, el 0,09% del PIB, ante un superávit que se auguraba del 0,4%. Según Montoro, esta desviación de la Seguridad Social es "inquietante", porque se está hablando del sistema público de pensiones y ha insistido en que hay que sanearlo mucho más. Por su parte, las corporaciones locales cerraron 2011 con un déficit de 4.069 millones, el 0,38%, apenas 0,08 puntos más que marcaba la senda de consolidación fiscal.

Montoro no ha querido responsabilizar del desvío del déficit a las comunidades autónomas y ha dicho que ha habido una falta del Gobierno central de "inaplicación" de parte del sistema de financiación autonómica. "No hay que echar la culpa a nadie, hay que echar la culpa al país, ya que todos somos comunidades autónomas", ha recalcado. Ha destacado que el responsable es España y que el Gobierno se hace responsable de estos controles.

Asimismo, pese a que ha eludido dar la cifra de déficit público que prevé el Gobierno para este año, ha asegurado que el Ejecutivo no aspira a que este dato se flexibilice y ha recalcado  que España no necesita relajar nada, sino reconocer donde está."El término flexibilizar o relajar está prohibido" ha reiterado tras añadir que las previsiones económicas de España serán realistas y creíbles, aunque ha admitido que la situación es muy difícil, y con el fin de generar confianza .

Montoro ha reiterado que lo que hay que arbitrar es un sistema para ver cómo se financian los servicios públicos con independencia de la administración que los gestiona. Además, ha insistido en la importancia de la ley de estabilidad presupuestaria para controlar las instituciones y evitar situaciones de déficit y de incumplimiento de objetivos, incluso, ha añadido, para instituir sanciones e intervenciones en los supuestos de reiterados incumplimientos de déficit público.

Montoro ha asegurado que el compromiso del Gobierno es una reducción del déficit público lo más rápidamente posible porque conviene para el crecimiento, para crear empleo "y como país". Ha criticado los rumores procedentes de la Unión Europea sobre la posibilidad de que España hubiera inflado el déficit público en 2011 y ha sido tajante al asegurar que "quien diga esto dentro o fuera de la Comisión Europea es un perfecto desconocedor de la calidad de la estadística contable en España". El ministro ha insistido en que las estadísticas españolas están en el primer rango de Europa y nada tienen que envidiar a las de ningún otro país de la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios