Sondeo

La mayoría de los votantes cree que Granada ha ido a peor

  • A pesar de que la valoración de la corporación durante los últimos cuatro años es positiva para el PP, el 40% de los granadinos considera que la situación de la ciudad ha ido algo o mucho peor que antes.

Comentarios 1

Resulta bastante paradójico. Si bien el alcalde de Granada y candidato del PP a repetir en el cargo obtiene una buena puntuación que va desde el aprobado al notable -dependiendo de a quien se le pregunte-, la situación en general se percibe de forma negativa. Así, la mayoría de los granadinos cree que durante los últimos cuatro años, la ciudad ha ido a peor.

En concreto, en la encuesta realizada por Commentia para Granada Hoy, se les preguntaba a los electores que cómo había cambiado la situación general de Granada desde que se celebrasen las elecciones municipales de 2007. Y, ante esa pregunta, el 40,1% de los granadinos contestaba que había ido algo o mucho a peor. Así, los menos negativos suponían el 21,8% del total de encuestados, frente al 18,3% de los agoreros que lo veían todo negro.

Frente a ellos, un 34,2% de los encuestados consideraba que no era para tanto y que, desde que José Torres Hurtado se hiciera por segunda vez con el bastón de mando de la ciudad, las cosas habían ido a mejor. De hecho, el 24,8% de los encuestados consideraba que la situación había ido algo a mejor, seguidos del 9,3% de los electores -y, seguramente, votantes acérrimos del PP- que estimaba que la situación de Granada había mejorado mucho.

Y como en botica, en el sondeo demoscópico también hay de todo. Como un amplio porcentaje, el 23,8% de los granadinos, que considera que durante los últimos años la situación general de la ciudad ha estado templada, ni frío ni calor. Todo sigue igual tras cuatro años de gobierno en mayoría absoluta del PP. Pero, al menos, esos granadinos tienen una opinión, frente al 2% de los encuestados que prefieren no saber o no contestar a esa pregunta.

Y eso, cabe insistir, a pesar de la buena nota que obtienen tanto el alcalde como el equipo de gobierno que ha regido el destino de la ciudad durante los últimos cuatro años. Opinión que, evidentemente, cambia significativamente si al que se le pregunta está situado a un lado o a otro del espectro político. Así, como ya se ha dicho, el alcalde obtiene una nota media de 5,3, un aprobado. Pero esa calificación pasa a un 7,1, un notable, si los preguntados votaron PP en 2007. Curiosamente, el alcalde también aprueba entre aquellos que no tenían edad para acudir a votar hace cuatro años, con un 5,7 de media. Aunque, claro, la cosa varía si los preguntados son votantes del PSOE. En ese caso, la nota del alcalde no llega al 4, con un escueto 3,6.

Si en lugar de preguntar sobre la valoración del alcalde se cuestiona la labor de la corporación municipal, la situación es compleja. Así, el equipo de gobierno obtiene un 5,1 de nota media, aunque esta proporción aumenta al 6,9 si la calificación la tienen que poner votantes del PP. También aprueban bajo la óptica de aquellos que no tenían edad para poder emitir su voto en 2007, que le dan un 5,4.

Pero volviendo a las evidencias, los que recuerdan haber votado al PSOE hace cuatro años le dan una nota bastante escueta a los concejales del PP, con un 2,8. Pero la sorpresa es que los votantes socialistas también suspenden a sus concejales. Así, aquellos que dieron su voto a la candidatura encabezada por Javier Torres Vela -que poco después abandonó la corporación, seguido de unos cuantos ediles- le dan un cate a los socialistas, con una nota de 4,5. Únicamente dos décimas por debajo que los propios votantes del PSOE dan a los concejales de IU, un 4,3. Eso sí, los dos ediles de la coalición de izquierdas -que también fueron cambiados tras la salida de Lola Ruiz- obtienen un aprobado raso de aquellos que les votaron, un 5, siendo los seguidores de IU los más críticos con el equipo de gobierno, al que únicamente le dan un 2 de nota.

Como último dato, una curiosidad. Aunque el PP obtendría la mayoría absoluta otra vez, sumando un concejal más, también se preguntó a los electores granadinos qué coalición de gobierno preferirían en el caso de que ninguno de los partidos obtuviese los concejales necesarios, los granadinos lo tienen prácticamente claro. Al 25% de los votantes no le gustarían alianzas post elecciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios