Carlos Marsá

"El día que se revise el Urbanismo de Granada no podremos cerrar la boca"

  • Cuanto más caído parece estar, resurge con fuerza. Después del abatimiento del proyecto futbolístico del Granada 74, ha pasado por una larga ausencia de la vida pública; ahora opinará sobre ella en Granada Hoy con una serie de artículos.

Comentarios 4

Aparece y desaparece. Cuanto más caído parece estar, resurge con fuerza en el momento más inesperado; como cuando sorprendió a todos en la ciudad con la compra de la plaza de Segunda División para el Granada 74 y el objetivo de conseguir un equipo de fútbol de Primera en Granada. Lleva muchos años dando titulares a los periódicos por sus actividades tanto en el deporte, como en otras facetas empresariales y por sus enfrentamientos con personas públicas de esta ciudad.

Después del abatimiento de aquel proyecto futbolístico ha pasado por una larga ausencia de la vida pública, aunque con breves pero sonados paréntesis como la denuncia judicial contra su exsocio José Julián Romero y el gerente de Urbanismo, a los que puso un detective privado para seguir sus pasos. 

Ahora volverá a ser referente de la actualidad, aunque desde el otro lado, como articulista. Y lo que sorprenderá a muchos: también como dibujante. A través de sus próximas colaboraciones en Granada Hoy, este hombre, poseedor de un curtido conocimiento de las entretelas de la ciudad, reflexionará sobre la actualidad para aportar una visión de ella que, lo que es seguro, no dejará indiferente a nadie. Este diario publicará los artículos y viñetas de Carlos Marsá a partir del próximo domingo en su edición impresa.

Juan Manuel Villén

¿Qué le ha llevado a iniciar su colaboración con este periódico?,  sobre todo mi interés va encaminado a la orientación de la información que va a publicar.

La convicción de que tengo cosas que decir. La temática va a ser primordialmente social, política y económica.

Lourdes Molina

¿Qué opina del caso del Cerrillo de Maracena, que llevará a juicio a José Julián y Nino García Royo?

Llevo transmitiendo desde 2005 este asunto, que no es más que la punta del iceberg dentro del urbanismo granadino. La fortuna que ha tenido este asunto es que por fin el perjudicado ha sido un Ministerio del Estado y automáticamente han abordado el asunto y han profundizado en él, no como en otros casos. En cualquier caso, el día que se revise el pasado del urbanismo de Granada muchos ciudadanos no podrán cerrar la boca en mucho tiempo.

¿Y la reacción del PP diciendo que es por la "mano oscura" de Antonio Cruz?

Si el inductor ha sido o no Antonio Cruz carece de importancia, a mi juicio. Es más, es bueno que los administradores públicos se preocupen de esclarecer estas situaciones. Sin embargo me parece más preocupante lo que he visto en los medios de comunicación, que es la expresión de que "tendrá poco recorrido" el asunto. Y pregunto: ¿se nos está diciendo con ello que el nombramiento de un nuevo fiscal general del Estado va a acabar archivando el problema?

Rafael

En principio dar la enhorabuena a Granada Hoy y al Sr Marsá,  creo que no nos dejarán indiferentes sus artículos y viñetas,  dada su agudez e información sobre esta ciudad y sus personajes. Mi pregunta es si pasarán algún tipo de censura estos artículos o saldrán a la luz tal y como los redacte el Sr Marsá.

No me hubiera brindado al tema si no pensara que iba a tener libertad de expresión. Al fin y a la postre, en Granada hay muchas cosas que decir y muy poca gente que las diga y yo pretendo ser uno de ellos. De hecho, uno de los temas que me preocupa enormemente es la ausencia de democracia, la carencia de justicia y la invasión generalizada de la corrupción. Siempre me preocupó pero ahora mucho más.

Frank

Hola Carlos, en su día la compra de la plaza del Ciudad de Murcia la consideraste como un milagro para la ciudad de Granada. ¿Es explicable que el Granada CF esté hoy en Primera División o se trata de otro milagro?

Si es otro milagro. La realidad de fondo está en que la SAD que yo compré era algo legítimo, sin embargo ya contaré en su día cómo se ha conseguido la plaza actual, por lo menos algunos episodios.

Susana del Moral

¿Qué le aportó el tiempo que estuvo en huelga de hambre?

En realidad, no me aportó nada. Si acaso días de sufrimiento por lo que yo entendía y entiendo que era una injusticia, pero en una ciudad tan conservadora como ésta todo el que se le ocurre protestar es un extraterrestre y acaba perdiendo su esfuerzo y su tiempo. Y desde luego, la ilusión. En Andalucía y en Granada, específicamente, todo el que contesta las decisiones de los que mandan acaba siendo perseguido.

Juan

¿Qué equipo considera usted santo y seña del buen fútbol (deportividad,  club,  etc) ?

Uno de los pocos artículos que publicaré sobre el fútbol se va a titular El fútbol ético. Yo no me considero ni del Barcelona ni del Madrid; me interesa el que hace lo que entiendo como fútbol, sin apellidos. En los tres últimos años la línea que ha seguido el Barcelona, tanto la ética como la estética, me han reconciliado algo con el fútbol, del que en estos momentos me siento divorciado después de 37 años de matrimonio.

José Manuel

¿Qué rumbo sigue en la actualidad el Granada 74?

Un planteamiento de hibernación, latente. Evidentemente mientras el proyecto que han destrozado unos cuantos con el consentimiento de muchos, siga siendo perseguido no cabe más que estar como el oso en la osera, a esperar que pase el invierno. En cualquier caso, difícilmente me reengancharé al proyecto que puse en marcha. El fútbol es, como la política, un basurero. Parafraseando a José María García, las dos actividades con más corrupción por metro cuadrado de este país, son las antes dichas. Si a eso se le añade que el aspecto que para mí es sustancial, que es la educación, se ha convertido en un imposible, los progenitores de los alumnos se han vuelto igual de violentos que en la escuela primaria. Ven a sus hijos como un negocio en potencia. Sobre eso publicaré unas cuantas viñetas.

Antonio M.

¿Continúa con la idea de tener un equipo en algún momento en Primera División?

Acabo de contestar de alguna manera pero no es nada probable que yo me incorpore de nuevo al fútbol. Solo circunstancias extremas que no voy a definir me empujarían a retomar esas riendas, que en este momento no deseo.

Daniel Olivares

¿Siente ahora que si hubiese invertido aquel dinero en el Granada y no en comprar el Ciudad Murcia sería el hombre más querido de la provincia?

La verdad es que no. Sería el hombre más engañado de la provincia, si es que no lo soy ya. Quieren el dinero de los demás para divertirse y cuando se les acaba, patada en el culo, y al siguiente. Me lo hicieron en el baloncesto, lo intentaron en la época de Jimena, lo volvieron a intentar en la época de Sanz. No me querían a mí, querían mi dinero. Era el timo de la estampita, pero para ese timo no basta con un granuja, tiene que haber dos. El Granada es el principal enemigo de los granadinos en el mundo del fútbol. En la plantilla del Granada ni han estado ni estarán los granadinos.Los radicales que mandan odian a los granadinos, solo quieren al Granada CF. Si yo hubiera sido presidente del Granada hubieran jugado los granadinos; no todos, pero los granadinos. Y eso habría significado que me agredieran, que me amenazaran de muerte y que me persiguieran como ya hicieron en su momento, conmigo y con otros.

Alberto Donaire

Después de su experiencia de los últimos años, ¿siente que alguien le ha traicionado? ¿Daría algún nombre?

La verdad es que me ha traicionado mi sentido común. En un programa de deportes nacional me preguntaban que cuáles habían sido mis errores. Yo les contesté que eran dos principalmente: el primero, elegir Granada para venir a vivir, una ciudad que difícilmente comprende algo diferente a Viriato y los Reyes Católicos. Y mi segundo gran error era ser honrado, que en este país y especialmente en Granada es un pecado mortal. Siempre he estado convencido de que cuando un burro te da una coz la culpa la tienes tú y no el burro. La tienes tú por acercarte al burro que da coces. Es verdad que yo llegué con 18 años a Granada y entonces solo veía el papel de celofán de la envoltura, no tenía ni criterio ni edad para tomar la determinación de asentarme en Granada. Después con los pies sumergidos en el pantano me ha sido imposible salir, de momento por lo menos.

Ignacio Henares

¿Qué queda del Carlos Marsá del año 74 que yo conocí en la Ciudad de los Niños porque todavía no estaba terminado el campo de la Chana?

Queda lo fundamental, las convicciones. Obviamente yo estoy enormemente matizado, como casi todo el mundo, por lo que he visto, por lo que he comprendido y por lo que he experimentado. Siempre dije que para mí la única verdad era la muerte, sin embargo, ahora que hay mucha gente que dice que la muerte puede acabar vencida y vamos a vivir para siempre (por lo tanto, albergo dudas), he llegado a comprender que la única verdad absoluta es la mentira. Por lo menos para mí. Sin embargo, sigo queriendo ayudar a las personas que me rodean y deseo contribuir a cambiar las muchas cosas que están al revés en Granada y fuera de aquí. Creo además que aún me queda fuerza y coraje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios