Rajoy deja la puerta abierta a un nuevo pacto con UPN en el futuro

  • Sanz asegura que "se contarían con los dedos de la mano" los cargos que se pasarán al PP "y nos sobrarían cuatro dedos".

PP y UPN rompieron el pacto que les unía desde hace 17 años el pasado martes y, desde entonces, los populares preparan el desembarco de su partido en Navarra. Pero, aún así, no todas las puertas están cerradas, pues el líder del PP, Mariano Rajoy, aseguró hoy que "el tiempo dirá" si su formación y UPN vuelven a pactar en la Comunidad Foral, porque el PP tiene "disponibilidad" a hablar y ha dicho que quería continuar ese acuerdo si la formación navarra da garantías de que lo va a cumplir. Mientras, el líder de UPN, Miguel Sanz, consideró que "se contarían con los dedos de la mano" los cargos que se pasarán al PP "y nos sobrarían cuatro dedos".

A juicio de Rajoy, que UPN decidiera no apoyar la enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales en el Congreso significa "que el PP en Navarra no cuenta con representación para una ley tan importante como ésa". "Por tanto, hemos decidido refundar nuestro partido allí y a partir de ahí podemos entendernos con UPN o no, eso el tiempo lo dirá", señaló el líder del PP durante una entrevista con Onda Cero, que deja claro que "lo importante no es la voluntad del PP, lo importante es la voluntad de UPN".

"Queremos saber si UPN quiere continuar con el acuerdo y si nos da garantías de que lo va a cumplir. Su un día te dice voto sí, otro no y otro abstención, ese es un pacto muy difícil de mantener en el tiempo", consideró el líder del PP, que preguntado por si la retirada de Miguel Sanz al frente de UPN facilitará un entendimiento destacó que en el futuro tendrá que "entenderse con UPN, no con una persona en concreto". "No sé es definitiva (la retirada de Sanz) o no, y no sé quién será el sustituto, pero nuestra disponibilidad a hablar se va a mantener en el tiempo", señaló.

Además, Rajoy criticó que UPN pidiera al PP que expulsara al diputado Santiago Cervera por votar con los populares en el Congreso, porque "una persona que cumple el pacto PP-UPN, que vota lo mismo que el PP en la Ley de Presupuestos, es evidente que no le voy a echar de ninguna de las maneras, porque si no, sería una persona bastante poco de fiar". Por último, indició que el partido ha tenido ciertas "dificultades" en los últimos tiempos con la formación navarra a cuenta de los PGE, pero que esto sólo afecta a las relaciones entre ambos partidos y no al PP a nivel nacional.

Por su parte, el presidente de UPN, antes de asistir al Pleno del Parlamento de Navarra, volvió a reiterar que no se presentará a la reelección como líder del partido regionalista. "No me planteo volver a presentarme, siempre he sido coherente con mis palabras, siempre", subrayó Sanz, que, preguntado por la posición de la vicepresidenta del partido, Yolanda Barcina, de reconducir la crisis con el PP, dijo que "la misma actitud de Barcina es la que tenemos todos y hemos tenido todos en UPN, pero se ha demostrado que no ha habido posibilidad alguna para proseguir con el pacto".

Respecto a la posibilidad de que miembros de UPN hayan contribuido a forzar la ruptura del pacto, Sanz consideró que "es posible que haya sido así". "Solamente haré una afirmación rotunda cuando lo tenga contrastado, pero me da la impresión de que algunos que estaban afiliados a UPN, aunque yo no tengo dudas de que fuesen del partido, han hecho todo lo posible para romper el pacto", sentenció Sanz, que en cuanto a las bajas de cargos a UPN que se puedan pasar al PP, consideró que "se contrarían con los dedos de una mano y probablemente nos sobrarían cuatro dedos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios