Zapatero confía en lograr un acuerdo con el PNV sobre los Presupuestos

  • El presidente del Gobierno confirma que el debate está centrado en la transferencia de competencias sobre I+D+i.

Comentarios 2

El PNV es la única baza que le queda al Gobierno para intentar salvar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que, en debate de totalidad, se votan el jueves de la semana que viene y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está convencido de que el acuerdo es posible. Así lo aseguró en Bruselas, donde participó en la Cumbre de Jefes de Estado de la UE y desde donde confirmó que el debate en estos momentos con los nacionalistas vascos está centrado en la transferencia de competencias que afectan a las inversiones en I+D+i. El líder del PNV, Iñigo Urkullu, anunció que decidirán "en horas" sobre su apoyo a los PGE, un respaldo que están dispuestos a dar siempre y cuando Gobierno se comprometa a "trasladar herramientas suficientes" en materia de políticas activas de empleo e investigación "a la gestión de las administraciones vascas".

Con la esperada oposición frontal del PP a las cuentas públicas y las enmiendas a la totalidad presentadas por CiU y el grupo parlamentario que forman ICV, ERC e IU, los siete diputados del PNV son la llave para que los PGE salgan adelante en el trámite parlamentario que comenzará el próximo martes. Ya ayer, tras su reunión con el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, Zapatero manifestó su intención de desbloquear los "obstáculos insalvables" que impiden el acuerdo y hoy volvió a hacer lo propio desde Bruselas.

"Estamos dialogando y espero que haya una posición de entendimiento y de acuerdo positivo", afirmó el jefe del Ejecutivo que reconoció que en estos momentos el debate está centrado en un tema que es fundamental para ambos: las inversiones en I+D+i. Es fundamental, según apuntó Iñigo Urkullu, porque en estos tiempos de crisis se trata de materias que afectan directamente "al bienestar de los vascos". El líder del PNV recordó que la reivindicación de las 37 transferencias pendientes contempladas en el Estatuto de Gernika "no es de ahora, es del año 79" pero que "en estos momentos, de situación de crisis económico financiera que nos acucia a todos, queremos tener también herramientas en Euskadi que podamos utilizar para hacer frente a esta situación, y una de ellas es la de políticas activas de empleo y otra es la de investigación científica".

En todo caso, el líder del PNV aseguró que "quedan horas para decidir" si su partido presenta enmienda a la totalidad a los presupuestos generales del Estado porque no pretende "dilatar las negociaciones", y afirmó que no cierra las puertas a un acuerdo si "hay un compromiso" por parte del Gobierno de "trasladar herramientas suficientes" en materia de políticas activas de empleo e investigación "a la gestión de las administraciones vascas".

El Gobierno vasco -en un tono mucho más beligerante que el utilizado por Urkullu- quiso hacer su particular aportación a la negociación y acusó al Gobierno de Zapatero y al PSOE de "mentir" sobre las transferencias pendientes al País Vasco e "insultar" a la sociedad vasca.

"¿Para qué vamos a apoyarlos? ¿Para perpetuar un camino que no va a ningún sitio?". Con esta pregunta justificó el líder de CiU, Artur Mas, su rechazo total a unos Presupuestos que no dan ni "credibilidad" ni "confianza" y que además no cumplen con los compromisos del Estatut. "No es una posición de crítica por la crítica. Otra cosa es que tengamos confianza en si las cosas pueden cambiar", afirmó Mas a la hora de argumentar la enmienda a la totalidad a las cuentas del Estado presentada por su formación.

Una enmienda a la totalidad que hoy registró en las Cortes el grupo parlamentario que componen ERC, IU e ICV. El representante de ERC, Joan Ridao, justificó su rechazo porque el Ejecutivo pide "un acto de fe" con unas cuentas públicas que niegan la crisis", apuntando a un crecimiento del 1% del PIB "cuando todo apunta a que habré una importante recesión". Por su parte, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, señaló que se trata de unos Presupuestos ficticios, porque no contienen la parte más importante del gasto público de cara al 2009, que es la referente a los "fondos de rescate" bancario aprobados por el Gobierno en los últimos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios