El nuevo contingente español comenzará a llegar este mes a Afganistán

  • El Congreso autoriza el envío de 511 militares más y 40 guardias civiles, un refuerzo que tendrá un coste de 100 millones de euros al año. Chacón no ve lejana la retirada de ese "escenario de guerra".

Comentarios 26

El despliegue de los 511 militares y 40 guardias civiles del contingente de refuerzo en Afganistán comenzarán este mismo mes de febrero y tendrá un coste de cien millones de euros al año, según ha informado la ministra de Defensa, Carme Chacón. Chacón ha explicado los detalles del envío de nuevas tropas a Afganistán en una comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso, que ha autorizado su despliegue con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, salvo el de IU, ICV y ERC.

Un grupo de 24 guardias civiles será el primero en llegar al país asiático este mismo mes para integrarse en la fuerza de gendarmería europea con el fin de llevar a cabo labores de instrucción de los nuevos policías afganos. El grueso de los 511 militares se incorporará a finales de marzo al equipo de reconstrucción de Qala e Naw, en la provincia de Badghis, coincidiendo con el relevo de parte del contingente permanente que España tiene en Afganistán, compuesto por 998 soldados. El resto de los militares y guardias civiles se desplegará durante este año en función de las necesidades de la misión ISAF de Naciones Unidas liderada por la OTAN, aunque la previsión es que lo hagan antes de julio, según Chacón.

El coste de este despliegue será de 100 millones de euros al año, ha añadido la ministra. Con este refuerzo, España elevará su número de soldados y agentes en Afganistán hasta 1.600, entre los que están los 70 que velarán por la seguridad del aeropuerto de Kabul hasta el próximo 30 de marzo.

Chacón no ve lejana la retirada de un "escenario de guerra" como Afganistán

Chacón, ha asegurado que el envío adicional de 511 militares y 40 guardias civiles ayudará a que la misión que se desarrolla en Afganistán en "un escenario altamente arriesgado de conflicto y guerra" pueda acabar en "un futuro no muy lejano", aunque ha eludido poner fecha. La ministra ha asegurado que la nueva estrategia de la OTAN y de Estados Unidos permitirá acelerar el traspaso de las funciones de seguridad a las fuerzas afganas y acabar con una misión de paz como la de ISAF que se desarrolla en "un escenario altamente arriesgado de conflicto y guerra".

A juicio de Chacón, es la primera vez en ocho años que se tienen "objetivos y fases claros y precisos" que permiten ver "luz al final del túnel", aunque ha retirado que España no pone fecha definitiva de retirada como sí han hecho otros países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios