Cautela ante el gasto

El responsable de salas de fiestas, discotecas y bares musicales de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma), Juan Rambla, afirmó que el sector está "cauteloso y preocupado" ante las ventas que podrán tener durante la Feria de Agosto de la capital, que se celebra hasta el próximo día 21. Pese a que el Ayuntamiento de Málaga estimó unos seis millones de visitantes, con un día menos de Feria, Rambla señaló que esperan que haya "brotes verdes", aunque, matizó que la asistencia de más gente no conlleva que haya más consumo.

Con respecto a la presencia por primera vez y de forma oficial de estos bares de copas en el recinto ferial de Cortijo de Torres, en concreto en la denominada zona comercial, comentó que dicha iniciativa "es relativamente piloto", en tanto que en ediciones anteriores "muchas de las casetas de copas eran gestionadas por dueños de locales del centro"."Esto era necesario", según Rambla, porque "las casetas que mejor funcionaban eran las gestionadas por los bares de copas", y apuntó que "es lógico que se haga un trabajo mejor cuando tienes una amplia experiencia y cuando has gestionado casetas de otros y tienes bares de copas".

El botellón es el principal problema que encuentran los dueños de los bares de copas y de las casetas durante la Feria de la capital malagueña. Para Rambla, "la única forma de acabar con él es prohibirlo". "La gente va a hacer con más ganas botellón en Feria porque durante el año no puede", advirtió, al tiempo que indicó que en las fiestas de 2009 ya se notó la influencia de la práctica de beber en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios