Agrede a su mujer e intenta herir a sus hijos tras protagonizar un tiroteo

  • El detenido la emprendió a tiros contra una fiesta a la que no le dejaron entrar

La emprendió a tiros contra una casa llena de gente, más tarde agredió a su mujer y todavía empotró su coche en reiteradas ocasiones contra la caseta de obra donde pernoctaban sus hijos. Ésta es la violenta Nochevieja que vivió Juan José M. C. un joven de 25 años, que fue arrestado esa misma noche a las seis de la mañana.

La primera noticia que tuvo la Policía Local fue que dos individuos habían tiroteado en Málaga capital una casa donde se celebraba una fiesta juvenil de Nochevieja porque no les habían dejado entrar. Poco después, uno de los atacantes fue detenido al agredir a su mujer y empotrar su coche contra la caseta donde pernoctaban su pareja e hijos menores.

Fuentes policiales informaron ayer que Juan José M. C., barcelonés vecino de Torremolinos, y el otro individuo llamaron a la casa donde se desarrollaba la fiesta, alrededor de las 3.30 horas. Como los asistentes no les dejaron entrar, efectuaron un primer disparo.

Tras la primera negativa, los jóvenes no desistieron y volvieron a intentarlo. Al no obtener respuesta, lanzaron un segundo tiro, que no logró herir a ninguno de los invitados.

Uno de los disparos atravesó una puerta e impactó en un pilar del inmueble y el otro en un ventanal del recinto, que había sido alquilado para la fiesta en la calle Samaniego, en la zona Huertecilla Mañas de la barriada malagueña de Campanillas.

El joven arrestado más tarde por la Policía Local ha resultado ser el mismo que había golpeado poco después del tiroteo (a las seis de la mañana) a su mujer, en presencia de sus dos hijos menores, de siete y nueve años respectivamente, y que empotró su vehículo varias veces contra la caseta de obras donde pernoctaban estos familiares suyos, a los que finalmente no logró herir.

La Policía lo sorprendió cuando maltrataba a su pareja, momento en el que lo detuvo.

La mujer, que no ha tenido que ser hospitalizada, no ha denunciado por miedo a la reacción del detenido, según han confirmado fuentes policiales, que han precisado que el impacto del automóvil ha causado daños en la verja y fachada de la caseta, así como en el vehículo que conducía el joven.

Esta detención ha sido posible gracias a que unos testigos facilitaron la matrícula del vehículo en el que el joven huyó del lugar del tiroteo, un BMW blanco y matrícula de Murcia que se dio a la fuga.

En el momento del arresto, el chico ofreció una fuerte resistencia y tuvo que ser reducido por los agentes, según confirmó la Policía en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios