El Ayuntamiento retoma las conversaciones con Endesa sobre La Térmica

  • Maldonado asegura en una respuesta a IU que no hay aún un nuevo acuerdo del convenio

El Ayuntamiento de Málaga ha logrado retomar las negociaciones para un nuevo convenio urbanístico sobre los suelos de La Térmica, prácticamente roto después de que los propietarios del suelo, Endesa y su filial inmobiliaria Nueva Marina Real Estate, reclamaran su rescisión el pasado mes de septiembre. Así se desprende de una respuesta del delegado municipal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Diego Maldonado, a una pregunta del grupo de IU, en la que se señala que la revisión del convenio podría pasar por la rebaja del dinero con el que Endesa debe compensar al Ayuntamiento, en función de "la disminución del valor del aprovechamiento de estos suelos desde la firma -el 8 de agosto de 2008- hasta la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)".

Tras la aprobación definitiva del planeamiento urbanístico, debía haberse hecho efectivo el pago de 40,6 millones de euros, de los 58 millones que la compañía eléctrica tenía que entregar al Ayuntamiento y cuyo destino era el desarrollo de obras de infraestructura en la ciudad. En la respuesta del delegado de Ordenación del Territorio y Vivienda no se prevé una fecha para la firma del nuevo convenio con Endesa; de hecho, se precisa que "no se ha alcanzado ningún acuerdo hasta la fecha". Endesa y Nueva Marina Real Estate argumentaron para pedir la revocación del convenio que los terrenos se ven afectados por el expediente de deslinde del dominio marítimo-terrestre iniciado por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar en julio de 2010. Este recurso, sin embargo, fue rechazado por el Consistorio. A pesar de las "diferencias" entre las partes, el delegado municipal ha incidido en que "se han continuado las negociaciones".

El portavoz adjunto de IU, Eduardo Zorrilla, ha denunciado de nuevo "el carácter especulativo" de este convenio, ya que "posibilita la construcción de edificios en primera línea de playa a cambio de 58 millones de euros para el Consistorio". Precisamente, el acuerdo suscrito en agosto de 2008 permitía a la empresa eléctrica construir varios edificios singulares con 773 viviendas, comercios, oficinas y un hotel. Este proyecto, junto con los de las torres de Martiricos y de Repsol, es, a juicio de Zorrilla, "uno de los que más favorecen a los intereses privados, ya que profundiza en la línea especulativa y refuerza la actual situación de masificación". Zorrilla ha hecho hincapié en que "las previsiones de millonarios ingresos por los convenios urbanísticos firmados entre los años 2007 y 2008 parecen ahora casi una utopía en la actual coyuntura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios