Se alquilan huertos

  • Un empresario de Rincón de la Victoria ha puesto en marcha una curiosa iniciativa para los interesados en alquilar una parcela para cultivar todo tipo de alimentos

Comentarios 5

Cosechar tus propios alimentos o encontrar en la agricultura una alternativa a la rutina ya está al alcance de cualquiera. No hace falta tener una casa con terreno para empezar a sembrar, hay quien teniéndolo lo pone a disposición de los demás. En Torre de Benagalbón, Manuel Carrillo ofrece su parcela a todos aquellos que quieran tener un huerto en la ciudad.

"Tengo familia en Barcelona y en Bilbao y fue allí donde conocí este sistema. Me pareció una fórmula estupenda para volver a tener sembrada mi parcela y de la que se beneficien todos aquellos que lo deseen", explicó Manuel, quien asegura que el terreno que tiene en Los Fernández fue cultivado durante años por su abuelo y por su padre, pero que ahora ya "no es rentable dedicarse a la agricultura, el campo ya no da nada". Por eso decidió dividir los 5.000 metros cuadrados de terreno que posee en pequeñas parcelas de 50 metros cuadrados para alquilarlas.

Su coste es de 20 euros mensuales y tiene derecho al aparcamiento y a la toma de agua. "Llevo cuatro meses alquilándolas y tiene mucha aceptación. Ya tengo ocupada una veintena por personas de Rincón, de La Cala del Moral e incluso de Málaga", explicó este joven emprendedor de sus clientes que son de lo más variopintos. "Hay matrimonios que se acercan por la tarde a regar, jubilados, matrimonios con niños, extranjeros y muchos que prefieren comer las hortalizas que ellos mismos plantan y que son mucho más sanas", apuntó.

Con el alquiler del terreno, Manuel también les ofrece un curso sobre los productos más rentables según la época del año o según la fase lunar. Les recomienda paciencia, aunque en poco más de un mes y medio ya pueden empezar a recoger sus primeras berenjenas, pimientos, papas victorianas o habichuelas. Muchos son los que optan por poner plantaciones de tomates. "Para muchos es un reto trabajar el campo, otros lo hacen para entretenerse y otros sacan algo para la casa. Se trata de cultivos naturales y mucho más económicos que los del supermercado", aseguró.

Pero además Manuel cuida con esmero las parcelas, ha empezado con una nueva fase, y quiere como en la primera, que esté cuidado el entorno y que tanto el vallaje como las lonas o las casetas que se monten sigan una misma estética. "No quiero que se convierta en guetos. Todas tienen que tener las mismas medidas y que sean homogéneas", señala. Y entre las curiosidades que tiene este huerto urbano, es que se ha vuelto a revitalizar el club social El Algarrobo. Cuenta que en ese árbol, se reunían antes todos los mayores de Los Fernández -pedanía próxima al nuevo pabellón municipal de Rincón de la Victoria- para conversar. Ahora, son los ocupantes de los huertos quienes, a partir de las siete de la tarde, al caer el sol, se reúnen en torno a él para intercambiar semillas o hablar sobre sus avances en la agricultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios