La niña con autismo de Rincón recibirá las clases en casa

  • El colegio comunica a la familia que Educación ha aprobado la última solicitud cursada

La niña con autismo de Rincón de la Victoria empezará a recibir las clases correspondientes a 5º de Primaria en unos días y lo hará en su domicilio. La Delegación de Educación ha dado el visto a la quinta solicitud tramitada por los padres desde que se inició el curso en septiembre. Con una llamada de teléfono desde el colegio en el que actualmente está matriculada la menor se le comunicó ayer la aprobación de la medida al abogado de la familia, Jesús Marín. La noticia supondrá, además de recuperar cierta normalidad en la formación de la pequeña, que la Fiscalía de Menores archive la causa de riesgo de absentismo escolar que inició a finales del año pasado. Marín explicó ayer que la directora del centro escolar le comunicó personalmente que Educación ha aprobado la atención educativa a domicilio de la niña y que ya estaría incluso disponible la maestra a la que se encomendará la tarea, por lo que en teoría será cuestión de días que la menor comience a recibir las clases.

Los padres volvieron a solicitar la atención educativa a domicilio el pasado lunes en el quinto intento de que la pequeña no perdiera por completo el curso actual. Como hace poco menos de dos semanas, la Delegación Provincial de Educación les denegó la medida, por la falta de informes médicos actualizados, en esta ocasión aportaron documentos con fecha de abril, que justifican de nuevo que la menor sea atendida en su domicilio.

El psiquiatra de Badalona que trata a la menor actualizó el informe médico con el que la familia lleva intentando que la niña reciba las clases en casa desde que se inició el curso actual. El estudio psiquiátrico aconseja la medida para velar por la salud de la menor, después de que la niña abandonó su colegio -el Gregorio Mararón- en marzo del año pasado a raíz de una huelga iniciada por los padres de sus compañeros de clase, que acabó con la menor completamente sola en el aula. El curso lo finalizó en casa, pero para este curso, la misma medida no se había llegado a concretar hasta ahora. Por lo que en esta última solicitud los padres decidieron aportar también el informe de un perito médico.

Educación se comprometió ante la Fiscalía de Menores a finales de febrero a aplicar esta medida a la niña para favorecer una evaluación psicopedagógica con la que se determinarán las necesidades educativas actuales de la menor. El siguiente paso sería un plan de reescolarización con el que la niña pueda acudir a un colegio y sobre el que los padres solicitan que se planteen unas garantías mínimas de que no volverán a repetirse situaciones similares a la sufrida el año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios