El juez dicta prisión para los dos policías locales detenidos en Marbella

  • Entre los cuatro cargos de los que se les acusa se encuentra el de tráfico de drogas, por el que también se encarceló a una mujer vinculada a ellos y que supuestamente distribuía los estupefacientes

Comentarios 1

Agresión sexual, lesiones, tráfico de drogas y omisión del deber de perseguir el delito. Estos actos delictivos llevaron ayer a prisión a los dos policías locales de Marbella arrestados el lunes por su presuntas corruptelas vinculadas a un club de alterne de Nueva Andalucía. El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la localidad, Ricardo Puyol, decretó prisión preventiva para los dos agentes tras escuchar su testimonio, así como el de dos testigos protegidos y el de una prostituta, contra la que también dictó encarcelamiento por supuesta venta de estupefacientes. En las próximos días también testificarán cuatro compañeros de los policías que han sido imputados por no denunciar las presuntas actividades delictivas de éstos.

La instrucción del caso se retomó en la mañana de ayer después de que el magistrado decidiese el miércoles posponer un día la detención de los dos policías municipales, ya que se demoró la declaración de una de las prostitutas testigo en la causa.

Los agentes fueron trasladados por la mañana en un vehículo de la Policía Nacional y en las puertas de los Juzgados marbellíes se encontraban algunos de sus familiares, que un día antes protagonizaron un enfrentamiento dialéctico con las meretrices que han sufrido sus supuestos abusos.

La declaración de éstos, junto a la de dos testigos protegidos -que supuestamente confirmaron las actividades delictivas de los policías- y la de una prostituta, se prolongó hasta pasadas las 15:30.

Fuentes judiciales explicaron que, tras escuchar todos los testimonios, el juez decretó prisión provisional contra los policías por los delitos de agresión sexual, lesiones, tráfico de drogas y omisión del deber de perseguir el delito.

El agente conocido como Machota es el que todas las fuentes consultadas por este periódico señalan como principal acusado -le imputan los cuatro cargos- y sobre él recayó la denuncia de violación que interpuso una prostituta y que aceleró las pesquisas policiales. El segundo, que es interino y al que no han acusado de agresión sexual, fue arrestado por presuntamente no denunciar las actividades delictivas de su compañero. No obstante, ésta no es la primera vez que este policía tiene problemas con la justicia, ya que en 2001 fue arrestado por la Guardia Civil durante el transcurso de una investigación por tráfico de drogas. El agente fue detenido después de concluir el examen físico de ingreso a la Policía Local de Marbella, que finalmente suspendió.

El magistrado Ricardo Puyol también decretó el encarcelamiento de una mujer que supuestamente distribuía cocaína y que presuntamente estaba muy ligada a estos dos agentes.

La mujer que denunció a Machota por violación y agresión ratificó su versión, circunstancia que corroboró uno de los dos testigos protegidos.

El magistrado no ha fijado fecha aún para la declaración de los otro cuatro policías locales detenidos en relación con este caso, que quedaron en libertad con cargos tras prestar declaración ante los investigadores de la Policía Nacional de Marbella durante la mañana del martes.

Éstos están acusados de un delito de omisión del deber de perseguir el delito, también por no denunciar las irregularidades de los dos principales imputados.

Los seis agentes forman parte de uno de los turnos de noche de la Jefatura de San Pedro Alcántara, en el que se han centrado las indagaciones policiales y que supuestamente estarían vinculados directa o indirectamente con la trama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios