Tendencia El calzado más usado del verano en el centro de la polémica de la previa de Feria

La 'rebelión' de las chanclas

Comentarios 4

Asombro y escepticismo. Esa es la reacción de malagueños y visitantes ante el anuncio de los hosteleros del centro de Málaga de no permitir la entrada a sus establecimientos a todas aquellas personas que, durante los días de Feria, acudan con chanclas. Primero fueron los descamisados y ahora son los pies descubiertos el objetivo del derecho de admisión. El argumento de la Asociación de Empresarios de Hostelería es evitar cortes con los cristales rotos del suelo y la posible reclamación al establecimiento. También disputas por un pisotón.

Por lo que se ve por la calle, una enorme procesión de chanclas en estos días de terral, los bares lo van a tener difícil. La medida no ha sido bien acogida, y tal y como explica Borja Garrido, "no está la cosa como para decir a nadie que no puede entrar, y menos por ese motivo. Si vas sucio o mojado se entiende, pero en verano el pie cubierto es muy molesto". Hay quien se lo toma con mucha filosofía y se irá con su cartera llena a otro establecimiento, "si no nos dejan entrar buscaremos otro sitio. Ellos perderán el dinero y nosotros no somos de escatimar", asegura Pedro Fernández.

Además, entre los ciudadanos también cunde la confusión por el tipo de calzado que con el que se podrá acceder a los establecimientos, "¿Sólo chanclas?", se pregunta María Trujillo, "porque no sé si en chanclas, pero con el pie descubierto vendré seguro, porque si no, esto no hay quien lo soporte", afirma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios