El temporal de invierno regresa a la provincia

  • Meteorología ha activado la alerta amarilla a partir de mañana por fenómenos costeros y fuertes rachas de viento.

Tras unos días de tregua, el invierno volverá a asentarse en Málaga. Los fenómenos meteorológicos -temporal de viento, fuerte oleaje, lluvia y nieve- que comienzan a afectar a casi toda España se complicarán los próximos días en la provincia. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado para este viernes, 30 de enero, la alerta amarilla en el litoral malagueño por fenómenos costeros, principalmente en el de la comarca de la Axarquía, la Costa del Sol y el Valle del Guadalhorce. Asimismo, según la predicción de Meteorología, el sábado, 31 de enero, toda la provincia malagueña estará en alerta naranja por viento e, igualmente, en el litoral malagueño podrían producirse fenómenos costeros.

En el resto del país el temporal se complicará también por las fuertes rachas de viento de en torno a 110 km/h y olas entre los 5 y 7 metros, que afectarán con especial incidencia a zonas del norte peninsular y del Cantábrico. Las horas más complicadas del temporal se producirán entre la tarde del viernes y la del sábado cuando además del viento y la mala mar, un descenso acusado de las temperaturas, origine nevadas en Pirineos, Cantabria, Navarra, País Vasco y Asturias entre otras comunidades, ha adelantado Angel Alcázar, portavoz de Aemet.

La Península se encuentra bajo la influencia de una borrasca "muy profunda" por lo que desde mañana se ampliará el ámbito de las zonas y de los niveles de los avisos meteorológicos, por viento y oleaje, en numerosas comunidades, ha señalado Alcázar. Ante esta situación la Aemet prevé que para mañana haya más de 40 provincias en alerta naranja o amarilla por olas de hasta 7 metros, lluvias, nieve y rachas fuertes de viento.

El peor escenario se espera en las comunidades de Andalucía, Aragón, Cantabria, Galicia, Comunidad Valenciana, País Vasco y Asturias donde se mantiene activado el aviso naranja (riesgo importante) por fuertes vientos que en puntos de Almería, Huesca o Cantabria dejarán rachas de en torno a 110 km/h.

El portavoz de la Aemet ha explicado que hasta el próximo miércoles el estado de la mar será "muy adverso" en los litorales de Galicia y del Cantábrico, con fuerte oleaje de mar de fondo y olas en torno a los 6-7 metros.

En cuanto a las temperaturas, durante este jueves y mañana viernes, el viento del oeste propiciará que suban las mínimas y que escaseen las heladas en buena parte de la Península. A partir del viernes, las temperaturas diurnas descenderán en áreas del Cantábrico y del nordeste peninsular mientras que en amplias áreas del centro y del sur se iniciará un ascenso.

De esta manera en puntos de Alicante, Huelva, Málaga, Murcia, Sevilla y Valencia el termómetro subirá hasta los 20 o 22 grados centígrados; en Albacete, Cáceres, Madrid, Córdoba y Toledo la máxima oscilará entre los 15/17 grados centígrados. Por el contrario, la noche más fría se registrará en la provincia de Granada con 0 grados, seguida de Girona con 3 grados y Vitoria con 4 grados.

El sábado la entrada de una masa de aire frío provocará un fuerte descenso de la cota de nieve hasta unos 600 metros en el norte y unos 1.000 metros en el sureste pudiendo estar próxima al nivel del mar en el norte peninsular. El meteorólogo ha detallado que durante el sábado, al mismo tiempo que caigan las temperaturas, descenderán las precipitaciones por lo que es probable que no se generen muchas nevadas.

Las acumulaciones de nieve más importantes se esperan en los Pirineos y en la Cordillera Cantábrica; de menor magnitud, pero también importantes, en el Sistema Central y en la zona norte del Ibérico.

El viento soplará con rachas fuertes que superarán los 110 kilómetros por hora en el litoral cantábrico y a partir del viernes, afectarán, además de al área cantábrica, a amplias zonas de la Península, sobre todo a zonas altas, así como al área de Alborán y a algunas zonas del Mediterráneo.

En cuanto a las islas Canarias, Alcázar ha subrayado que quedarán al margen de este temporal, aunque a partir del domingo se vean afectadas por rachas fuertes de viento del noreste, empeoramiento del estado de la mar y un descenso de las temperaturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios