El PP pide las órdenes de servicio el día del accidente en el Tajo

Los responsables del Gobierno municipal de Ronda se reunieron ayer con los portavoces de todas las fuerzas políticas con representación en el Consistorio con el objetivo de explicar lo ocurrido la noche que un joven de 16 años sufrió una caída por las cornisas del Tajo mientras participaba en un botellón en los jardines de Blas Infante. Además de los portavoces, asistieron la alcaldesa de la ciudad, Teresa Valdenebro, la delegada municipal de Seguridad, Francisca González, y el jefe de la Policía Local, Miguel Ángel Cintado.

Las explicaciones dadas por los responsables municipales sobre lo ocurrido y el dispositivo con el que se contó no convencieron a al portavoz del PP, María de la Paz Fernández, que anunció que iba a solicitar por escrito las órdenes de servicio de la concejal de Seguridad y del jefe de la Policía Local que considera que debían haberse subido a la plataforma oficial del Consistorio, ya que desde Seguridad se explicó que se había decidido reformar el dispositivo de agentes durante la noche que ocurrieron los hechos al tener conocimiento por las redes sociales de que se habían organizado fiestas de graduación.

El Gobierno local considera que se actuó correctamente esa jornada

Además, la portavoz popular también reclamó datos sobre cuántos jóvenes habían sido identificados por consumo de alcohol antes de que se produjese el accidente. Mientras tanto, González, se mostró convencida de que desde su delegación habían actuado de forma correcta, al reforzar el servicio policial por su propia iniciativa a pesar de no tener ningún tipo de comunicación oficial. Además, mostró su malestar por la actitud de los populares, señalando que "parece que el botellón lleva en aquella zona un año".

En cuanto al portavoz de APR, Antonio Marín, mantuvo que debe ser el Gobierno local el que tome las decisiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios