naturaleza

El Parque Nacional Sierra de las Nieves, paso a paso

  • El proceso para la declaración definitiva por el Congreso se estima que durará entre 10 y 12 meses, teniendo que pasar también por el Senado

La Sierra de las Nieves ya lució esta temporada en varias ocasiones el color blanco que le dio su nombre La Sierra de las Nieves ya lució esta temporada en varias ocasiones el color blanco que le dio su nombre

La Sierra de las Nieves ya lució esta temporada en varias ocasiones el color blanco que le dio su nombre / javier flores

La Sierra de las Nieves, si todo transcurre según lo previsto, podría ser declarada de forma oficial como Parque Nacional en un plazo de 10 ó 12 meses, lo que supondría que dicha figura de protección para este paraje natural podría ser una realidad a finales de este año o principios de 2019. La propuesta inicial ya ha recibido el visto bueno del Consejo de Ministros del Gobierno de España y el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, hitos que permite la apertura de un plazo de alegaciones de tres meses. El mismo no empezará a contar hasta que los dos acuerdos sean publicados oficialmente.

Tras este periodo, que se espera que expire a principios de verano, las administraciones estatal y regional tendrán que analizar de forma conjunta las alegaciones que se presenten y decidir aquellas que se incorporan. Una vez superado este punto, se procederá a redactar una propuesta definitiva, que tendrá que recibir los informes de los diferentes ministerios y consejerías implicadas en el proceso. Será en ese momento cuando se dará forma a la propuesta final, que será remitida al Congreso de los Diputados, al que compete tramitar la redacción de la ley mediante la que la Sierra de las Nieves será declarada Parque Nacional. La prolija tramitación incluye también el paso por el Senado.

El trámite para la aprobación de la ley podría arrancar entre el verano y el otoño

Las previsiones temporales apuntan a que la llegada del asunto a la Cámara Baja podría tener lugar a principios de otoño. A partir de ahí, a contar dos o tres meses, lo que permite atisbar la aprobación final en las últimas semanas del año o principios de 2019. Con la aprobación definitiva, se iniciará la puesta en marcha del plan de acción. Y ello implica definir el destino de los recursos económicos que lleguen a la zona y los lugares en los que se instalarán los servicios necesarios para atender a los visitantes. Fuentes próximas al proceso indicaron que lo normal es que tales instalaciones queden situadas en puntos de acceso que actualmente están delimitados desde los municipios de Ronda y Yunquera y la Costa del Sol. A pesar de ello, las mismas fuentes advierten de que este asunto aún no ha sido abordados y que todos los esfuerzos están centrados en conseguir la declaración.

El senador del Partido Popular, Manuel Marmolejo, adelantó que el Gobierno central realizará una aportación anual de entre 7 y 8 millones de euros, con el objetivo de cubrir las necesidades del futuro Parque Nacional y atender el incremento de visitantes que se espera que se produzca en la zona. En cuanto a las restricciones de uso, se mantiene que no serán más que las existentes en esos momentos con la figura de Parque Natural. Ello implica que habrá acciones libres y otras para las que sí se tendrá que pedir permiso. "No es cierto que no se pueda entrar, es igual que ahora", indican estas fuentes.

El futuro Parque Nacional tendrá una extensión de 23.000 hectáreas, en las que se encuentra el 65% de todos los pinsapos que existen en España. Además, cuenta con otras variedades de gran valor ecológico, como los quejigos de alta montaña. Por otra parte, dispone de otros endemismos comparables a los existentes en las cumbres de Sierra Nevada, además de una de las mayores afloraciones de peridotita.

Además, se espera que la llegada del reconocimiento sirva para impulsar desde el punto de vista económico esta zona de la Serranía de Ronda. Los municipios que se concentran alrededor de la Sierra de las Nieves (Alozaina, Casarabonela, El Burgo, Guaro, Istán, Monda, Ojén, Ronda, Tolox, Parauta y Yunquera) apostaron por la conservación del medio y ahora confían en que la declaración como Parque Nacional traiga consigo una recompensa con la que mitigar la diferencia con el litoral. Muestra de este contrastes es que estas localidades llevan años perdiendo población. Una vez culmine el largo proceso administrativo y burocrático, la Sierra de las Nieves se convertirá en el decimosexto territorio con la mayor protección medioambiental de España y el tercero de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios